¿Qué es un activo fijo? Explicado con ejemplos

  • Modo nocturno

Un activo fijo es un bien tangible o intangible que se posee a largo plazo y se utiliza en las operaciones diarias de la empresa para generar ingresos, no se espera que los activos fijos se consuman o se conviertan en efectivo en un tiempo inferior a un año.

Ejemplos de activos fijos

Los activos fijos pueden incluir:

  • Edificios.
  • Equipo de cómputo.
  • Programas informáticos.
  • Muebles y equipos de oficina.
  • Terrenos.
  • Maquinaria.
  • Vehículos.
  • Entre otros.

Por ejemplo, si una empresa vende productos, los camiones que posee y utiliza para distribuir esos productos son activos fijos, si una empresa tiene un parqueadero de autos, este parqueadero es un activo fijo.

Importante

Se debe tener en cuenta que un activo fijo no tiene que ser necesariamente “fijo” refiriéndose al lugar donde se encuentra, algunos de estos tipos de activos pueden trasladarse de un lugar a otro, como el equipo de cómputo y de oficina.

La característica “fijo” hace referencia que pertenece a la empresa para su uso y no para su venta.

Los activos fijos en el balance general

El balance general de una empresa se conforma por los activos, sus pasivos y su patrimonio, los activos se dividen en activos corrientes y no corrientes, cuya diferencia radica en su vida útil.

  •  Los activos corrientes:  Son básicamente activos líquidos que se convertirán en efectivo en menos de un año.
  •  Los activos no corrientes:  Se refieren a los activos y propiedades de una empresa que no se pueden convertir fácilmente en efectivo, las diferentes categorías de activos no corrientes incluyen activos fijos, inversiones a largo plazo y cargos diferidos.

Un activo fijo se compra para la producción o el suministro de bienes o servicios, para su alquiler a terceros o para su uso en la organización, se reflejan dentro del balance general como propiedad, planta y equipo.

balance general

🔗Artículo de interés
Cómo elaborar un balance general

Vida útil de los activos fijos

La vida útil es el tiempo que teóricamente debe tener un activo fijo funcionalmente dentro de la empresa, en otras palabras, el tiempo de vida dentro de la empresa, antes de que se deteriore por completo debido a su desgaste por uso.

El desgaste que presentan los activos fijos se le reconoce como depreciación, bajo la normatividad actual esta depreciación se calcula teniendo en cuenta una tasa máxima anual, de manera que la empresa debe establecer cuál es la vida útil de sus activos dentro de las políticas contables.

Para efectos fiscales al artículo 137 del estatuto tributario dispone la tabla de depreciación máxima por año:

Activo

Tasa de depreciación anual

 Vida útil equivalente

Construcciones y edificaciones2,22%45 años
Acueducto, planta y redes2,50%40 años
Vías de comunicación2,50%40 años
Flota y equipo aéreo3,33%30 años
Flota y equipo férreo5,00%20 años
Flota y equipo fluvial6,67%15 años
Armamento y equipo de vigilancia10,00%10 años
Equipo eléctrico10,00%10 años
Flota y equipo de transporte terrestre10,00%10 años
Maquinaria, equipos10,00%10 años
Muebles y enseres10,00%10 años
Equipo médico científico12,50% 8 años
Envases, empaques y herramientas20,00% 5 años
Equipo de computación20,00% 5 años
Redes de procesamiento de datos20,00% 5 años
Equipo de comunicación20,00% 5 años

Ejemplo del calculo de la depreciación

A modo de ejemplo se podría decir que un local comercial tiene una vida útil máxima de 45 años, si su valor es de $50.000.000 la depreciación máxima anual es de $1.110.000, este sería el valor contable que perdería el bien cada año, es decir que para el segundo año de vida su valor sería de $48.890.000.

Anteriormente la depreciación se realizaba en base a una tabla que fijaba una vida útil menor para algunos activos fijos, situación que fue evaluada y remplazada puesto que se consideró que la información ya no era eficaz.

Venta de activos fijos

La venta de activos fijos puede ser algo confuso debido a la depreciación que se presenta contablemente.

Cuando se vende uno de estos activos se debe tener en cuenta  el valor que tiene en los libros contables más las mejoras menos la depreciación aplicada a la fecha de la venta,  de esta manera puede suceder que resulte una pérdida o una utilidad dependiendo si el valor del activo neto de la operación es menor o mayor al valor de la venta.

Compra de activos fijos

La compra también representa una situación confusa a la hora de realizar su contabilización, debido que por regla general  los activos fijos deben incluir el IVA como un mayor valor de la compra,  para comprender mejor el tema veamos el siguiente ejemplo comparativo entre una compra de mercancía y una compra de un activo fijo:

Compra de activos:

Mercancía$5.000.000
IVA$950.000
Caja$5.950.000

Compra de activos fijos:

Mercancía$5.950.000
Caja$5.950.000

Como se puede evidenciar el IVA en la adquisición de activos fijos se encuentra incluido en el valor en el producto a diferencia de la compra de otro tipo de activos.

Importante

De esta manera el IVA no se toma como un IVA descontable y por ende no podrá ser descontado en la declaración de IVA, pero al ser un mayor valor del activo, este tendrá un valor más alto y de igual manera sucederá con su depreciación, de tal forma que se podría deducir que la depreciación es la forma de descontar el IVA pagado.

estado de resultado

🔗Artículo de interés
Cómo elaborar un estado de resultados

El estado de flujo de efectivo

Cuando una empresa adquiere o vende un activo fijo, éste se registra en el estado de flujo de efectivo en el flujo de caja de las actividades de inversión:

  • La compra de activos fijos representa una salida de efectivo para la empresa.
  • La venta es una entrada de efectivo.

📩 ¿Le gustaría recibir las novedades en su correo?

Deja un comentario