Auditoría de estados financieros ¿Cómo se debe hacer?

  • Modo nocturno

Una auditoría consiste en la evaluación de un aspecto de la empresa y su objetivo es expresar una opinión sobre si dicho aspecto se presenta correctamente, existen diferentes tipos de auditorías que pueden realizarse, en función de la materia que se considere, en el caso de la auditoría de estados financieros, los E.F se revisan para formar una opinión independiente sobre su contenido y veracidad.

La información revelada en los estados financieros es utilizada por una gran cantidad de usuarios interesados para tomar decisiones, por lo tanto, los propietarios de las empresas, así como otras partes interesadas, como bancos, proveedores y clientes se sienten más seguros por la garantía independiente de que los estados financieros reflejan fielmente, en todos los aspectos importantes, la situación financiera y los resultados de la empresa.

Objetivo de la auditoría de estados financieros

Las empresas elaboran sus estados financieros de acuerdo con el marco de principios contables generalmente aceptados en el caso de Colombia las NIIF, la presentación fiel de esos estados financieros es evaluada por auditores independientes utilizando un marco de normas de auditoría generalmente aceptadas, como las NIA, que establecen requisitos y orientaciones sobre cómo realizar una auditoría, también denominadas simplemente normas de auditoría.

Para aumentar el grado de confianza en los estados financieros, una parte externa cualificada participa en el examen de los estados financieros, incluyendo las revelaciones relacionadas elaboradas por la dirección, para dar su opinión profesional sobre si reflejan fielmente, en todos los aspectos materiales, el rendimiento financiero de la empresa para un período determinado.

Auditoría de estados financieros ¿Cómo se debe hacer? 1 🔗 Artículo recomendado

Procedimientos y técnicas de auditoría

Entorno de auditoría de estados financieros

El cambiante entorno económico y legal tiene implicaciones significativas para las operaciones y la información financiera de una empresa, los cambios en los negocios, la economía, las leyes y los reglamentos generalmente aumentan el nivel de los riesgos que afectan a la empresa y requieren una respuesta adecuada y la divulgación en los estados financieros.

Esto también afecta a la forma en que se lleva a cabo una auditoría, ya que el trabajo del auditor tiene que evolucionar para hacer frente a los mayores riesgos de errores materiales en los estados financieros.

Al llevar a cabo una auditoría de estados financieros, los auditores aplican los requisitos legales pertinentes, que establecen orientaciones específicas sobre la realización de la auditoría. Las normas de auditoría pueden ser establecidas por organizaciones nacionales o internacionales, como el Consejo de Normas Internacionales de Auditoría y Aseguramiento (IAASB).

Dictamen del auditor en la auditoría de estados financieros

La dirección de la empresa es responsable de la elaboración de los estados financieros, el auditor es responsable de expresar una opinión que indique que se han obtenido garantías razonables de que los estados financieros en su conjunto están libres de errores materiales, ya sea por fraude o por error, y de que se presentan de forma adecuada de acuerdo con las normas contables pertinentes.

Es responsabilidad del auditor planificar y realizar la auditoría de manera que se cumplan las normas de auditoría aplicables y que se obtengan pruebas suficientes para respaldar la opinión de auditoría, sin embargo, lo que constituye una prueba adecuada y suficiente es, en última instancia, una cuestión de juicio profesional.

Estos factores requieren un juicio profesional, en el que los auditores utilizan su habilidad y experiencia para formar una opinión basada en las pruebas reunidas sobre los estados financieros en su conjunto, la opinión de la auditoría se recoge claramente en un párrafo separado del informe de auditoría.

Aspectos a considerar dentro de una auditoría de estados financieros

Dentro de una auditoría de estados financieros se deben considerar los siguientes factores:

Criterio profesional

Al realizar una auditoría, los auditores tienen en cuenta los principios contables obligatorios y detallados que definen cómo debe contabilizar y revelar las transacciones, sin embargo, muchas de las cuestiones que se plantean en una auditoría, en particular las que implican valoraciones o hipótesis sobre el futuro, implican estimaciones a las que el auditor debe aportar su juicio profesional y su experiencia.

En estos casos, el auditor puede determinar el rango razonable de posibles valores y considerar si las estimaciones de la empresa se encuentran dentro de ese rango, las incertidumbres que afectan a este juicio deben ser reveladas.

Las normas de auditoría también exigen que los auditores mantengan:

  • El escepticismo profesional.
  • Actitud que incluye una mente cuestionadora.
  • Evaluación crítica de las pruebas de auditoría, la capacidad de pensar de forma crítica sobre cómo el entorno económico actual puede afectar a los estados financieros de la empresa.
  • Identificar los riesgos significativos.
  • Desarrollar respuestas de auditoría apropiadas.
  • Obtener y, evaluar la idoneidad y adecuación de las pruebas de auditoría con el fin de llegar a juicios profesionales bien informados.

limitaciones inherentes a una auditoría de estados financieros

Un dictamen no es una garantía de resultado, sino una declaración de juicio profesional, el auditor no puede obtener garantías absolutas de que los estados financieros están libres de errores materiales debido a las limitaciones inherentes a una auditoría, esto se debe a una serie de factores, por ejemplo, muchas partidas de los estados financieros implican decisiones subjetivas o un grado de incertidumbre.

No se puede dar por cierto que todos los hechos y detalles de un conjunto de estados financieros auditados han sido verificados y comprobados por los auditores y, por lo tanto, se garantiza su exactitud total, el auditor obtiene una garantía razonable mediante la recopilación de pruebas a través de la comprobación selectiva de los registros financieros.

Detección de fraude en la ejecución de la auditoría

El fraude tiene un efecto negativo en la confianza necesaria para que las empresas hagan negocios, la dirección es responsable de la gestión de la empresa, de la prevención y detección del fraude.

Aunque las auditorías se preparen adecuadamente según los estudios de las normas y la experiencia profesional, pueden no detectar el fraude material, de este modo, los auditores son responsables de obtener una garantía razonable de que los estados financieros no son materialmente fraudulentos, sin embargo, es importante que, si los auditores tienen sospechas de fraude en el curso de su trabajo, una serie de cosas cambiarán, incluyendo su evaluación del riesgo.

Pasos para elaborar una auditoría de estados financieros

Planificación

Las actividades de planificación inicial incluyen la aceptación formal del cliente por parte de la empresa de auditoría, la verificación del cumplimiento de los requisitos de independencia, la formación del equipo y la realización de otros procedimientos para determinar la naturaleza, el calendario y el alcance de los procedimientos que deben realizarse para llevar a cabo la auditoría con eficacia.

Evaluación de riesgos

Los auditores utilizan su conocimiento del negocio y del entorno en el que opera la empresa para identificar y evaluar los riesgos que podrían dar lugar a un error material en los estados financieros.

Estos riesgos a menudo implican un alto grado de juicio y requieren un nivel significativo de conocimientos y experiencia por parte del auditor, lo que significa que los auditores deben estar bien informados sobre el sector y el entorno más amplio en el que opera la empresa, y sobre lo que hacen sus competidores, clientes, proveedores y reguladores pertinentes.

Estrategia y plan de auditoría

Una vez evaluados los riesgos, los auditores elaboran una estrategia global de auditoría y un plan de auditoría detallado para hacer frente a los riesgos de incorrecciones materiales en los estados financieros, esto incluye el diseño de un enfoque de comprobación para diversas partidas de los estados financieros, la decisión de si hay que confiar en los controles internos de la empresa y en qué medida, la elaboración de un calendario detallado y la asignación de tareas a los miembros del equipo.

La estrategia y el plan de auditoría se reevalúan continuamente a lo largo de la auditoría y se ajustan para responder a la nueva información obtenida sobre la empresa y su entorno.

Recolección de pruebas

Los auditores deben ser escépticos en su juicio profesional a la hora de recopilar y evaluar las pruebas mediante una combinación de pruebas de los controles internos de la empresa, el rastreo de los valores y la información incluida en los estados financieros de la empresa, los libros y registros de contabilidad y la obtención de documentación externa de terceros.

Esto incluye la comprobación de las representaciones materiales de la dirección y de las hipótesis que han utilizado para elaborar sus estados financieros.

Finalización de la auditoría de estados financieros

Por último, los auditores ejercen su juicio profesional y elaboran su conclusión general basándose en las pruebas que han obtenido y otros trabajos que han realizado, esta conclusión constituye la base del dictamen de auditoría.

Los auditores interactúan con la empresa durante todas las fases del proceso de auditoría de estados financieros mencionadas anteriormente, habrán debates y reuniones continuas con la dirección, tanto a nivel operativo como de alta dirección, utilizando su escepticismo y su juicio profesional, los auditores cuestionan las afirmaciones de la dirección sobre las cifras y la información de los estados financieros.

Independencia del auditor

Los accionistas deben confiar en que los auditores han evaluado la información relevante de forma objetiva y que han examinado las pruebas de forma crítica e independiente, los accionistas también quieren estar seguros de que los auditores han realizado su trabajo y han emitido sus juicios sin ningún tipo de sesgo y sin estar indebidamente influenciados por la dirección que preparó los estados financieros.

Existen distintas regulaciones detalladas y normas profesionales a las que las empresas de auditoría y todos sus empleados deben adherirse, y que apoyan tanto el hecho como la percepción de la independencia del auditor, básicamente, los auditores no pueden hacer nada que deba ser función de la dirección o que cree un interés mutuo.

Requisitos específicos dentro del proceso de auditoría de estados financieros

El factor más importante que apuntala la independencia del auditor es la actitud mental que se inculca a través de la formación ética, la práctica y la cultura de la empresa de auditoría, y que los auditores exhiben a través del escepticismo profesional en su trabajo, la disciplina de la independencia es fundamental para el enfoque y la mentalidad de un auditor, en general se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Prohibir a los auditores tener intereses en la empresa que están auditando.
  • Prohibir a los auditores que presten a la empresa determinados servicios que puedan comprometer su objetividad.
  • Exigir que se cambie de vez en cuando el personal de la auditoría.

Deja un comentario