¿Qué es una auditoría financiera y cómo se lleva a cabo?

  • Compartir
  • Modo noche
  • Modo nocturno

La auditoría es un examen de las actividades realizadas en determinados sectores o áreas de una empresa, por lo tanto, la auditoría financiera es un examen de las finanzas de una empresa, en general, la auditoría es un área de la ciencia contable que tiene por objeto comprobar, verificar o analizar los hechos y acontecimientos que afectan al patrimonio de una empresa para concluir sobre la eficacia de sus controles y procedimientos internos.

Además, identificará la existencia de problemas o riesgos en cualquier actividad financiera de la empresa, así mismo, verificará la razón de lo ocurrido y detectará formas de eliminarlas.

De cierto modo la auditoría financiera es un tipo de control de calidad de las actividades que tiene como objetivo proporcionar mecanismos de seguridad respecto a la situación financiera, organizativa y jurídica de la empresa.

La auditoría financiera puede ser de dos tipos:

  • Interna: Se lleva a cabo por personal propio de la empresa.
  • Externa: Es realizada por personal externo como firmas de auditoría o auditores independientes, normalmente es la más fiable, puesto que no existe ningún interés de por medio.

Lectura recomendada: Auditoría externa e interna.

¿Qué importancia tiene la auditoría financiera para una empresa?

El objetivo principal de la auditoría financiera es mejorar el proceso, promover la rendición de cuentas y garantizar que las normas legales y las políticas de contabilidad se están aplicando sin errores, aumentando el grado de confianza en los estados de la empresa.

Otro factor importante a tener en cuenta en el proceso de auditoría es la búsqueda de inversores o accionistas, en ocasiones es indispensable contar con  un respaldo que garantice el nivel de riesgo de una empresa , ya sea por errores debidos a la falta de control financiero, o por la mala calidad de los procedimientos internos, o en casos más graves, por fraude o malversación.

En esta situación, la auditoría financiera ayudará como parte estratégica, asegurando que la información que se encuentra en los estados financieros es verdadera, aumentando así el prestigio y la valoración de la empresa.

Ventajas de la auditoría financiera

La auditoría financiera sin duda alguna brinda seguridad a los socios o propietarios de una empresa sobre los procesos que se están llevando a cabo dentro de la misma, en Colombia y muchos otros países es común encontrar empresas con mala gestión financiera y en algunos casos también se puede encontrar fraude por parte de los directivos y empleados, la auditoría financiera permite evaluar constantemente a la empresa para que esto no suceda.

Así mismo, la auditoría financiera proporciona las siguientes ventajas que se derivan de su principal objetivo:

  • Supervisión de los controles financieros.
  • Seguimiento de la eficacia de los controles y procesos.
  • Señalar los fallos de gestión y control interno.
  • Garantía de sostenibilidad de la empresa.
  • Mayor cumplimiento de las leyes fiscales.
  • Seguridad para los empleados.
  • Mejora del margen de beneficios.
  • Obtener una mejor información sobre la situación financiera, económica y patrimonial real de la empresa.
  • Impide el fraude.

Por otro lado, la auditoría beneficia a distintas partes de una empresa: Accionistas, proveedores y empleados, ya que confirma la salud financiera de la empresa, considerando su buena reputación y añadiendo valor.

Para el mercado, la incorporación de la auditoría como parte del proceso organizativo, refuerza la reputación de la empresa y hace que sea vista como una empresa transparente.

Cómo hacer una auditoría financiera paso a paso

Cada auditor puede tener su proceso de auditoría a seguir, pero en esencia, los siguientes cinco pasos son esenciales para la elaboración de una auditoría financiera:

1. mapeo de procesos

El primer paso que se debe realizar en la auditoría es el mapeo de los procesos existentes, se trata de identificar y clasificar todos los procesos existentes en el área financiera, algunos ejemplos son:

  • Tesorería.
  • Pago a proveedores.
  • Cartera.
  • Conciliaciones y extractos bancarios.

Todos estos procesos que se llevan a cabo deben ser agrupados y estudiados por el auditor financiero con el fin de conocer a fondo el funcionamiento de la empresa y, así mismo, pueda empezar a evaluar y realizar las respectivas recomendaciones.

2. Identificación de riesgos

Tras la etapa de mapeo, lo siguiente será identificar los riesgos de los procesos analizados en la etapa anterior, para ello, es necesario preguntar directamente al responsable de esta área o junto a él realizar la investigación en los flujos presentados.

Es importante tener en cuenta la percepción de los riesgos del administrador y, si es posible, también del equipo implicado en cada procedimiento, este paso también puede ayudar a identificar errores o incoherencias que no se ajustan a las normas contables colombianas.

3. Identificación de los controles internos

Una vez identificados los riesgos y sus posibles impactos en los procesos financieros, el siguiente paso es identificar los controles internos, cuyo objetivo es minimizar estos impactos, se deben analizar los más diversos tipos de controles existentes en la empresa:

  • Informes.
  • Sistemas.
  • Contratos.
  • Firmas.
  • Sellos.
  • Conciliaciones.

Para cada procedimiento o situación se puede utilizar las siguientes preguntas como parámetro:

  • ¿Qué control interno podría existir para minimizar este riesgo?
  • ¿Ya está en marcha?

Cabe mencionar que todos los controles internos del sector financiero también están conectados con la contabilidad de la empresa, por lo tanto, deben considerarse herramientas que ayuden al desempeño de las actividades de ambos sectores en el día a día.

4. Comprobación del control interno

La fase de pruebas medirá el nivel de seguridad y la eficacia de los procedimientos internos adoptados por la empresa y si realmente minimizan los riesgos encontrados.

La auditoría se basa en técnicas y procedimientos específicos que pondrán a prueba el control interno, para auditar cada área de las finanzas: Tesorería, cuentas por pagar, cuentas por cobrar, etc., las técnicas que se pueden utilizar, pueden ser:

  • Examen físico.
  • Observación.
  • Consulta.
  • Validación.
  • Cálculos, entre otros.

Si el auditor o el administrador verifica la ineficacia de los controles internos, debe enumerar los problemas encontrados y analizar los impactos causados a la empresa en general.

¿Qué es una auditoría financiera y cómo se lleva a cabo? 3 🔗 Artículo recomendado

Componentes del control interno

5. Análisis de los resultados

El análisis de los resultados se realiza mediante la obtención de pruebas a partir de la aplicación de técnicas de auditoría, es en ella donde se identifican los indicios de la corrección o no de los procedimientos de control interno.

Cabe señalar que la auditoría no tiene como objetivo exclusivo señalar errores o fraudes, aunque es común que la implementación a este proceso se haga después de algún tipo de fracaso en las rutinas financieras de la empresa.

En esta fase, el auditor o administrador debe elaborar un informe en el que se sugieran mejoras prácticas para resolver los pasos que no han resultado tan eficaces y, en las evaluaciones positivas, se recomienda el mantenimiento del procedimiento.

Deja un comentario