Contrato de comodato

  • Modo nocturno

Un contrato de comodato o de préstamo de uso, consiste en que un individuo le entrega a otro individuo un bien que posee de manera gratuita, para que este lo uso.

El contrato de comodato se encuentra reglamentado por el código civil en el artículo 2.200, y lo define como un contrato en el que se entrega de manera gratuita un bien, y al finalizar el contrato se debe restituir el bien prestado.

Según lo anterior se puede observar que este tipo de contrato no genera una contraprestación inmediata, el bien solo deberá ser devuelto en las mismas condiciones que se recibió.

Principales características del contrato de comodato

El contrato de comodato se define pos seis características principales que se evidencian en su propia definición, pero es necesario resaltar estas características particulares con las que cumple:

  •  No se recibe ningún valor por la ejecución del contrato En este tipo de contrato la persona que presta el bien no espera ningún dinero a cambio, cuando se presta un bien por dinero es un contrato de arrendamiento.
  •  El bien siempre está a nombre de la persona que lo presta:  La persona que recibe el bien, tiene el derecho a usarlo y disfrutarlo, más no es el propietario del mismo, el propietario seguirá siendo el prestador.
  •  Se le debe dar el uso indicado en el contrato:  En el contrato se deberá establecer cuál es el uso principal que se le dé al bien, y la persona que recibe el bien deberá limitarse exclusivamente a darle el uso estipulado.
  •  Se perfecciona con la entrega de la cosa o inmueble:  El contrato se da por realizado en el momento de la entrega del inmueble.
  •  Es un título de mera tenencia:  Esto significa que la persona que recibe el bien acepta que no es suyo y solo podrá gozar de este, bajo las condiciones pactadas.
  •  Unilateral:  Solo el dueño del bien pone las condiciones del préstamo, la otra parte solo obedece a estas condiciones.

¿En qué casos se usa el contrato de comodato?

El contrato de comodato garantiza que se pueda prestar un bien a otra persona  sin que se pierda la propiedad del mismo. 

Un caso muy recurrente es que se le preste una vivienda a un familiar para que este viva allí por un tiempo, al pasar el tiempo puede suceder que el familiar al cual se le prestó el bien, alegue que este es de su propiedad, con el contrato de comodato este tipo de situaciones no se pueden presentar.

En el caso anterior el contrato de comodato le daría la facultad a la persona de poder exigir la devolución del bien.

El contrato de comodato puede beneficiar tanto a la persona que desea prestar un bien como a otra que quiere hacer uso de él, otro ejemplo sería el de una finca, el dueño puede requerir alguien que cuide su finca, pero no tiene el dinero para pagarle a otra persona, mediante el comodato podrá llegar a un acuerdo con otra persona para que realice esta función de manera gratuita a cambio de poder vivir en ella.

contrato de mandato

🔗Artículo de interés
¿Qué es un contrato de mandato?

Partes que intervienen en el contrato

En este caso intervienen dos partes:

  •  Comodante Es la persona que presta o en otras palabras el propietario del bien.
  •  Comodatario Es la persona que recibe el bien en calidad de préstamo.

¿Qué bienes pueden ser prestadas en el comodato?

Por especificaciones legales el bien que se preste debe tener la característica de no ser bienes fungibles.

El término fungible se refiere a que son bienes que no se gastan, se deterioran o se destruyen fácilmente con el uso.

Otra de las características que debe cumplir el bien, es que puede ser mueble o inmueble, pero siempre debe ser físico.

¿Cuánto tiempo puede durar el contrato de comodato?

La fecha de terminación del contrato de comodato no necesariamente debe ser definida, el comodante puede expresar que el contrato se acabará cuando finalice el uso del mismo por distintas razones, o simplemente puede establecer una fecha específica en la cual el contrato se entenderá por terminado.

Es importante dejar claro cuál será el tipo de vencimiento que tendrá el contrato una vez inicie.

Terminación del contrato de comodato

El comodante podrá solicitar que se le restituya el bien antes de lo previsto, si se presenta una de las siguientes condiciones establecidas por el código de comercio en el artículo 2.205:

  • En caso de que muera el comodatario, a no ser que el bien haya sido prestado para un servicio particular que no pueda diferirse o suspenderse.
  • Si el comodante necesita de manera imprevista y urgente el bien que fue prestado.
  • Si ha terminado o no tiene lugar el servicio para el cual se ha prestado el bien.

Cubrimiento de gastos durante el contrato

Una vez que inicia el comodato, nace la duda sobre  quién debe asumir los gastos  que se generan para mantener un bien.

El código civil responde esta pregunta de la siguiente manera:

  • El comodante debe asumir todos los gastos que se consideren extraordinarios.
  • El comodatario debe asumir los gastos ordinarios que se presentan.

Lo mejor que se puede hacer es estipular que gastos corren por cuenta de cada parte para que no se generen controversias, pero de no tomarse esta medida se entenderá que los gastos se repartirán según lo expresado anteriormente.

Conclusión

El contrato de comodato tiene unas características muy específicas que se deben cumplir acorde a la ley, por ende, se debe utilizar con especial cuidado y no hacer uso de esta figura para contratar personal, como si se tratará de un contrato laboral.

En el caso de que una persona realice una demanda porque se encuentra laborando bajo este contrato, el contratante deberá responder ante todos los pagos a que tiene lugar un contrato laboral incluyendo las respectivas indemnizaciones e intereses.

Deja un comentario