Depreciación y amortización en estándares internacionales

  • Compartir
  • Modo noche
  • Modo nocturno

La depreciación y la amortización son la distribución sistemática del importe deducible de un activo a lo largo de su vida útil. La depreciación y la amortización suelen reconocerse como un gasto en el balance, pero también pueden incluirse en el importe en libros de otro activo. Esto ocurre cuando los beneficios económicos futuros incorporados a un activo se absorben en la producción de otros activos, como las existencias.

Depreciación frente a amortización

La depreciación es un término que se utiliza con referencia la propiedad planta y equipo, mientras que la amortización se utiliza con referencia a los activos intangibles, la depreciación de la propiedad planta y equipo se rige por la NIC 16, mientras que la amortización de los activos intangibles se establece en la NIC 38.

Los requisitos de estas dos normas se relación en su mayor parte, con algunas excepciones notables que se analizan específicamente cuando son aplicables.

Importe depreciable

El importe depreciable es el costo de un activo menos su valor residual, la depreciación se reconoce incluso si el valor razonable del activo es superior a su importe en libros, siempre que el valor residual del activo no supere su importe en libros.

El valor residual de un activo es el importe estimado que la entidad obtendría en la actualidad por la enajenación del mismo, una vez deducidos los costos estimados de la misma, si el activo tuviera ya el tiempo y el estado esperados al final de su vida útil.

Por consiguiente, un aumento del valor residual esperado de un activo debido a acontecimientos pasados afectará al importe depreciable, pero las expectativas de cambios futuros en el valor residual, distintos de los efectos del desgaste esperado, no lo harán.

En la mayoría de los casos, el valor residual es insignificante y un activo se deprecia hasta que su importe en libros llega a cero, además la NIC 38 establece la presunción refutable de que el valor residual de un activo intangible debe suponerse nulo.

Periodo de depreciación (vida útil)

La amortización comienza cuando el activo se encuentra en la ubicación y condiciones necesarias para poder operar de la forma prevista por la dirección, este es el mismo momento hasta el que los costos directamente atribuibles pueden ser reconocidos como parte del costo de la propiedad planta y equipo, un activo se deprecia a lo largo de su vida útil, que es el período durante el cual se espera que un activo esté disponible para su uso por la entidad.

La vida útil debe ser específica de la entidad y puede ser mucho más corta que la vida útil que determinarían otros. Depende del perfil de actividad de la entidad y de su política de gestión de activos, la vida útil también puede expresarse en el número de unidades de producción o similares que se espera obtener del activo.

La NIC 16 deja mucho margen de maniobra para determinar la vida útil. Por ejemplo, si una entidad espera cambiar su perfil de operaciones y utilizar un activo durante más tiempo del previsto, puede ampliar la vida útil de un activo incluso si los cambios previstos requieren inversiones en otros activos a los que la entidad no se ha comprometido todavía.

Depreciación y amortización en estándares internacionales 1 🔗 Artículo recomendado

Deterioso de los activos

Vida útil y periodo de amortización de los activos intangibles

La NIC 38 exige que la entidad determine si la vida útil de un activo intangible es finita o indefinida, la entidad considera que un activo intangible tiene una vida útil indefinida “no es lo mismo que infinita” cuando no existe un límite previsible al período durante el cual se espera que el activo genere entradas de efectivo netas para la entidad.

La importancia de esta distinción es que los activos intangibles con vida útil indefinida no se amortizan, ejemplos comunes de activos con vida útil indefinida son: marcas bien establecidas, licencias de duración infinita o con renovaciones sin costo significativo.

Ejemplos de activos que normalmente tienen vidas útiles finitas son: todo tipo de derechos por un periodo finito, por ejemplo, licencias, patentes, software, know-how, marcas desarrolladas recientemente o relaciones con clientes, los activos intangibles con vidas útiles finitas se amortizan a lo largo de su vida útil.

Un activo intangible con una vida útil indefinida no se amortiza, en su lugar, debe comprobarse su deterioro al menos una vez al año, de acuerdo con la NIC 36, además, la evaluación de si un activo intangible tiene vida útil indefinida debe revisarse en cada fecha de presentación de informes.

Método de depreciación

El método de depreciación debe distribuir el importe amortizable de un activo de forma sistemática a lo largo de su vida útil y reflejar el patrón en el que se espera que la entidad consuma los beneficios económicos futuros del activo, los métodos de depreciación más populares son

  • Método lineal.
  • Método del saldo decreciente.
  • Método de las unidades de producción.

No obstante, la entidad puede aplicar el método propio que mejor refleje el consumo de los beneficios económicos de un activo.

Método lineal

El método lineal es el método de depreciación más popular, como su nombre indica, el cargo por depreciación se reparte uniformemente a lo largo de la vida útil de un activo, es adecuado para la mayoría de los activos.

Método del saldo decreciente

Con el método del saldo decreciente, el cargo por depreciación disminuye con el tiempo, ya que se calcula con referencia al valor en libros del activo al comienzo del período actual, en lugar de su costo original, este método se utiliza para depreciar activos sujetos a una mayor obsolescencia técnica o comercial.

Método de las unidades de producción

En este método, la depreciación se basa en el uso esperado o la producción de un activo, el cargo por depreciación de un período refleja la parte del uso/producción total esperada que se consume durante ese período.

Un método de depreciación/amortización que se basa en los ingresos generados por una actividad que incluye el uso de un activo se permite, en circunstancias limitadas, solo para los activos intangibles, esto se debe a que los ingresos ordinarios se ven afectados por otros insumos y procesos, por las actividades de venta y por los cambios en los volúmenes y precios de las ventas.

Depreciación y amortización en estándares internacionales 2 🔗 Artículo recomendado

Depreciación dentro del impuesto de renta

Depreciación separada de las partes significativas de las propiedades, planta y equipo

Cada parte de un elemento de propiedades, planta y equipo con un costo significativo en relación con el costo total del elemento debe depreciarse por separado, la NIC 38 no introdujo la amortización por separado de las partes significativas de un activo intangible.

Terrenos y edificios

Un aspecto particular de la amortización separada se refiere a los terrenos y edificios, normalmente no es posible separar legalmente los edificios del terreno en el que se encuentran, sin embargo, deben tratarse como activos separados y considerarse por separado a efectos de depreciación.

Los terrenos, a diferencia de los edificios, tienen una vida útil infinita con limitadas excepciones y no deben depreciarse, los edificios también deben separarse de los terrenos a la hora de determinar los valores residuales, por lo que el aumento del valor de los terrenos no debe afectar a la depreciación de los edificios.

En algunos casos, el costo de los terrenos incluye los costos de desmantelamiento, estos costos se deprecian a lo largo del período en que se obtienen beneficios al incurrir en ellos, por ejemplo, hasta que se espera que se produzca la restauración.

Depreciación de los activos no utilizados

Como ya se ha dicho, la depreciación comienza cuando el activo se encuentra en la ubicación y el estado necesarios para que pueda funcionar de la forma prevista por la dirección, cuando un activo no se utiliza durante el período, se sigue depreciando, a menos que se le aplique el método de las unidades de producción.

El cargo por depreciación de ese período refleja el consumo del potencial de servicio del activo que se produce mientras éste se mantiene, estos periodos suelen producirse justo después de la adquisición/desarrollo del activo y justo antes de su enajenación.

Se debe tener en cuenta que los activos que entran en el ámbito de aplicación de la NIIF 5 no se amortizan.

Cambios en las estimaciones

El valor residual, la vida útil y el método de depreciación deben revisarse al menos al final de cada ejercicio, y cualquier cambio se contabiliza de forma prospectiva con arreglo a la NIC 8 como cambios en las estimaciones contables.

Arturo Quiroga

Contador público de la Universidad Cooperativa de Colombia, especialista en gerencia y administración financiera y, magíster en dirección y gestión tributaria, con más de 10 años de experiencia trabajando como asesor en áreas administrativas, contables y tributarias del sector privado.

.

Deja un comentario