Diferencia entre depreciación y deterioro

  • Compartir
  • Modo noche
  • Modo nocturno

Los estados financieros elaborados con un conjunto común de normas contables ayudan a los inversores a comprender mejor las oportunidades de inversión, en lugar de los estados financieros elaborados con un conjunto diferente de normas contables nacionales, esta es la finalidad de las NIIF, por esta razón, es indispensable conocer cada uno de los conceptos a fondo, como es el caso del deterioro y la depreciación que, aunque puedan parecer similares son muy distintos.

Depreciación y deterioro

El deterioro de un activo se produce normalmente cuando el valor razonable cae imprevisiblemente por debajo de su valor real, mientras que la depreciación es la disminución del valor de un activo de forma gradual, como se puede observar, la diferencia entre ambos es evidente.

En primer lugar, el deterioro puede producirse en una clase de activos más amplia que la depreciación, es decir, propiedad, planta y equipo, cuentas por cobrar, inversiones, etc., mientras que  la depreciación solo se produce en la propiedad, planta y equipo,  en segundo lugar, el deterioro puede producirse cuando hay una variación en los aspectos técnicos, medioambientales y económicos, la depreciación, sin embargo, es un concepto exclusivo dispuesto a prevalecer en cualquier momento en el mundo de la contabilidad.

Relevancia de la depreciación

La depreciación es el mecanismo por el cual se reconoce el desgaste y la pérdida de valor que sufre un bien por el uso que se hace de él a lo largo del tiempo.

La depreciación tiene un efecto financiero, que es quizás el más importante, cuando hay depreciación, el desgaste sufrido por los activos puede debe a la cuenta de gastos, en consecuencia, cuando hay un gasto, la utilidad disminuye, ya que la utilidad es el resultado de restar los gastos y costos a los ingresos, de este modo, la depreciación tiene un efecto directo sobre la utilidad, de lo que se deduce que cuanto más se utilizan los activos, más generan ingresos, pero al mismo tiempo se desgastan más, lo que implica un mayor gasto de depreciación, que a su vez disminuye la utilidad.

La depreciación, además de tener un efecto directo en la utilidad, también tiene un efecto en la estructura financiera de la empresa, en el balance, ya que cuando un activo se desgasta, su valor dentro de la empresa disminuye, por lo que cada vez que el activo contable se deprecia, su valor contable disminuye hasta desaparecer.

Relevancia del deterioro

El deterioro del valor de los activos se define como una pérdida que se produce cuando el valor contable de un activo supera su importe recuperable, es decir, si la empresa quiere vender sus inventarios, un activo intangible o valorar los activos durante su vida útil, debe comparar el valor contable del activo, si el valor contable es mayor que el valor recuperable, la empresa debe reconocer una pérdida por deterioro.

El deterioro no debe considerarse como un método para determinar rápidamente el reconocimiento de la depreciación o amortización, sino que debe considerarse como una buena práctica para que los activos se valoren de forma más cercana a un valor económico o de mercado y también promueva el desarrollo de mercados de capitales eficientes, más transparentes y reales.

El posible deterioro debe ser evaluado al menos al final del ejercicio, determinando la posible existencia de uno o más eventos ocurridos con posterioridad a su reconocimiento inicial y que provoquen una reducción o retraso en los flujos de caja futuros estimados, lo que puede estar motivado por la insolvencia del deudor.

Si el importe de la pérdida disminuye por causas relacionadas con un evento posterior, la reversión se reconocerá como ingreso, dicha reversión se limitará al valor contable del préstamo que se reconocería en la fecha de reversión si no se hubiera registrado el deterioro.

Arturo Quiroga

Contador público de la Universidad Cooperativa de Colombia, especialista en gerencia y administración financiera y, magíster en dirección y gestión tributaria, con más de 10 años de experiencia trabajando como asesor en áreas administrativas, contables y tributarias del sector privado.

.

Deja un comentario