Flujo de caja directo e indirecto ¿Cuál es la diferencia?

  • Compartir
  • Modo noche
  • Modo nocturno

El flujo de caja se divide en tres actividades y dos métodos principales «directo e indirecto«, las actividades se repiten en cada método, pero la forma de realizar el cálculo es distinto, es por esta razón que para algunas empresas puede ser más conveniente utilizar un método determinado, generalmente el directo es más complejo, pero es más detalla en cuanto a las partidas que conforman flujo de caja de las actividades operación.

Las actividades que componen ambos métodos son:

  • Actividades de operación: Representan las acciones operativas que tienen en cuenta los ingresos, los costos de la producción de bienes y servicios de la empresa.
  • Actividades de inversión: Son acciones dirigidas a la disminución de la circulación de activos y a la formación de un patrimonio de bienes.
  • Actividades de financiación: Estas acciones incluyen la financiación de los acreedores, representando, en la práctica, la solicitud de un préstamo y el pago del accionista de la empresa, serían un ejemplo de los movimientos que se incluyen en esta actividad.

Método indirecto

Este método analiza el flujo de caja de forma diferente al método directo porque su visión depende de la información contable para ser elaborado, básicamente, no puede determinar el capital que entra y sale de la empresa, sino la variación de caja del periodo de análisis, por ende, determina la variación del rendimiento económico en función de la caja en un momento dado del año.

El método no funcionará con los datos directos, ya que estarán directamente relacionados con las cuentas por cobrar, las cuentas por pagar y la financiación, por lo tanto, este método suele subdividirse en las tres acciones mencionadas.

En cuanto a las ventajas, el método indirecto  permite diferenciar el beneficio y el efectivo que se generó en todas las acciones,  puede llegar a ser de compleja elaboración si no se cuenta con los conocimientos suficientes.

Método directo

El método directo es diferente porque su función es mostrar claramente el resultado financiero bruto de la empresa, mediante el estado de resultados, este método indica el flujo de caja referido a los pagos e ingresos en relación con la caja bruta de la empresa, valor que extraído de contabilidad.

El principal contraste entre ambos métodos es que el directo informa de los resultados brutos de la empresa y, en cambio, el indirecto señala los resultados netos.

Las ventajas de este método son la sencillez de su formación, mostrando claramente el rendimiento de la empresa y su posible utilidad.

 

Deja un comentario