¿En qué consiste la economía naranja?

La economía naranja es una política colombiana que busca fomentar el desarrollo cultural, social y económico del país, por medio de distintas estrategias como la promoción de empleos dignos en el sector cultural, motivar las nuevas ideas creativas y productos innovadores, apoyar las labores ancestrales, entre otras.

Con la aplicación de todas las estrategias de la economía naranja el sector cultural y creativo se fortalecerá, apoyando de manera directa a las personas y empresas que desarrollan este tipo de actividades, por medio de la sostenibilidad con base a los objetivos del desarrollo sostenible (ODS).

Objetivos de la economía naranja

Los objetivos de la economía naranja se dividen en dos líneas:

Línea A

Esta línea se desarrolla bajo la idea de que todos somos cultura, sus objetivos son:

  • Promover condiciones para que se facilite la creación, circulación y acceso a las diferentes culturas que se encuentran en todo el país.
  • Resguardar la memoria y el patrimonio cultural de todo el territorio.

Línea B

En este caso se busca la promoción del emprendimiento que se vincule a actividades culturales y las que con base a la tecnología desarrollen nuevas industrias, los objetivos que con forman esta línea son:

  • Que la información tenga la principal característica de ser concreta y efectiva.
  • Fortalecimiento de ambiente institucional.
  • Aumentar la oferta pública.
  • Promover agendas creativas y ADN.
  • Incorporación con mercados extranjeros y otras industrias.
  • Promover la propiedad intelectual dentro de los proyectos culturales.

¿Qué debe hacer una persona para incorporar a la economía naranja?

Son cuatro los pasos que debe seguir un emprendedor para ubicarse dentro de la política de economía naranja, a estos pasos también se le como la ruta del emprendedor de la economía naranja, estos pasos son:

  • Identificar la actividad naranja que desarrolla.
  • Determinar la ubicación dentro del ecosistema de valor.
  • Identificar el modelo de gestión.
  • Elegir la oferta que brinda el Estado.

1. Actividades que conforman la economía naranja

Las actividades que hacen parte de la economía naranja se pueden clasificar en: desarrollos, productos o servicios, a su vez, dentro de estos grupos se pueden encontrar las artes y el patrimonio cultural material y no material, las industrias culturales y todas las que se consideren como creaciones funcionales.

Artes y patrimonio

Dentro de este grupo se encuentran las siguientes actividades:

  •  Artes visuales:  Pintura, escultura, fotografía, video arte y performance.
  •  Artes escénicas:  Conciertos, ópera, circo, orquestas, danza y teatro.
  •  Turismo y Patrimonio Cultural:  Museos, cocinas tradicionales, artesanías, parques naturales, bibliotecas, archivos, festivales y carnavales.
  •  Educación:  Relacionada con áreas culturales y creativas.

Industrias culturales

Hacen parte de este grupo las actividades:

  •  Editorial:  Librerías, libros, periódicos, revistas y literatura.
  •  Fonografía:  Música grabada.
  •  Audiovisuales:  Cine, televisión, video y radio.

Creaciones Funcionales, Nuevos Medios y So­ftware de Contenidos

Se encuentra conformado por actividades de:

  •  Medios digitales:  Videojuegos, contenidos interactivos audiovisuales, plataformas digitales, creación de software, creación de apps (código programación) y animación, agencias de noticias y otros servicios de información.
  •  Diseño:  Interiores, artes gráficas e ilustración, joyería, juguetes, industrial (productos), arquitectura, moda y mobiliario.
  •  Publicidad:  Servicios de asesoría, servicios creativos, producción de material publicitario, utilización de medios de difusión, creación y realización de campañas de publicidad, campañas de mercadeo y otros servicios publicitarios.

2. Determinar la ubicación dentro del ecosistema de valor.

La persona que desea hacer parte de la economía naranja debe identificar el ecosistema de valor al que pertenece, los cuales pueden ser:

  • Creación.
  • Producción.
  • Distribución.
  • Circulación.
  • Audiencia.

3. Identificar el modelo de gestión.

Los modelos de gestión enfocados al emprendimiento y organización son:

  •  Informales y comunitarios:  En este caso aplican los proyectos de emprendimiento que son de carácter comunitario y no se encuentran formalizados, que tengan problemas para alcanzar ingresos sostenibles o que requieran reforzar sus capacidades y redes.
  •  Sin ánimo de lucro:  Entidades que ya se encuentren formalizadas como sin ánimo de lucro, pero que no tienen ingresos suficientes para sostenerse y desarrollar actividades enfocadas en favorecer a la comunidad local, también puede requerir el fortalecimiento de sus capacidades y redes.
  •  Emergentes:  Dentro de este grupo de se encuentran empresas formalizadas que producen y comercializan productos o servicios, se caracterizan por no tener ingresos fijos y requerir capital semilla para el desarrollo de su mercado y la inversión capital de trabajo.
  •  En vías de consolidación:  Son empresas con una cantidad de ingresos estableces y una buena fidelización, pero requieren capital para expandir el modelo de negocio y poder innovar, con el fin de poder aumentar su productividad y ser una empresa más competitiva.

El quinto modelo de gestión se enfoca en empresas que ya tienen un reconocimiento más grande dentro del mercado:

  •  Empresas consolidadas:  Son empresas con amplia experiencia en el mercado que se desempeñan, manejan un amplio volumen de producción o de prestación de servicios, por ende, son empresas que requieren los servicios o productos de los emprendedores, pueden ser empresas exportadoras que necesitan marcos regulatorios estables o mejoramientos estructurales.

tasas de interés

🔗Artículo de interés
Como calcular las tasas de interés

4. Elegir la oferta que brinda el Estado.

La economía naranja ofrece diferentes tipos de programas para ayudar a las personas y empresas que hagan parte de ella, dependiendo del modelo de gestión en el que se encuentre, estas ayudas se dividen en ejes y sub-ejes de intervención:

Recursos para la operación:

Son instrumentos y mecanismos que ayudan a tener acceso a activos necesarios para la entrega de la propuesta de valor, los sub-ejes son:

  • Financiamiento.
  • Tecnología e infraestructura.
  • Talento.

Asistencia para el negocio

Asesoría dispuesta a favor de los empresarios y emprendedores para ayudar a reforzar los modelos de negocio, los sub-ejes de intervención son:

  • Programas de descubrimiento emprendedor.
  • Comercialización.
  • Servicios para el plan de negocios.

Regulación y competencia

En este eje se busca promover las condiciones adecuadas y las acciones necesarias para que estas se den, materializando los proyectos de emprendimiento culturales y creativos de manera legal y con las competencias necesarias, los sub-ejes que se presentan en esta área son:

  • Legislación e incentivos fiscales y tributarios.
  • Competencia.

Mentalidad y cultura

Este eje busca promover el pensamiento emprendedor del sector cultura y creativo bajo los sub-ejes de motivación y sostenibilidad.

¿Le gustaría recibir las novedades en su correo?

Deja un comentario