En qué consisten la estabilidad laboral reforzada

  • Modo nocturno

La estabilidad laboral reforzada es un derecho que tienen los empleados a no ser despedidos cuando se encuentran en una situación de vulnerabilidad manifestada, aunque no está contenido expresamente dentro de una norma, este principio tiene un desarrollo jurisprudencial que se consagra en la constitución política, bajo el amparo del artículo 53 con el derecho fundamental al trabajo.

Cuando se establece un contrato laboral, el empleador puede despedir a sus empleados en cualquier momento, de esto se derivan ciertas responsabilidades como la indemnización por despido sin justa, pero de igual forma no es una limitante para poder despedir un trabajador, puesto que el empleador podrá hacerlo asumiendo su responsabilidad de pagar la indemnización.

Tomando como referencia lo anterior, cuando un empleado se encuentra en debilidad o vulnerabilidad manifestada,  no podrá ser despedido sin una justa causa  o incluso aun cuando exista una justa causa que carezca de relevancia o se genere por su discapacidad, puesto que la ley lo protege, al encontrarse en una situación desfavorable.

Casos que cubre la estabilidad laboral reforzada

La estabilidad laboral reforzada procede en los siguientes casos específicos:

  • Mujeres en estado de gestación.
  • Mujeres en período de lactancia.
  • Directivos de los sindicatos.
  • Personas con discapacidades físicas, con niveles de discapacidad que impliquen la pérdida de capacidad laboral de por lo menos el 15%.
  • Personas afectadas con limitaciones.

En estos casos la protección al empleado es de carácter eficaz, puesto que no basta con pagar una suma de dinero a los empleados que se encuentren en dichas condiciones para que sea subsanada su salida de la empresa, por contrario, es imperioso proteger de manera eficaz el derecho al trabajo, dadas sus condiciones.

Despido de un trabajador que se encuentre en estabilidad laboral reforzada

Cuando un empleado es despedido y se encuentre en los casos anteriormente mencionados, deberá ser reintegrado nuevamente a su puesto de trabajo o de ser necesario reubicarlo en un nuevo puesto de trabajo donde pueda desempeñarse normalmente.

Lo anterior quiere decir que, ni siquiera el pago de una indemnización por despido injusto es suficiente para poder dar por terminado la estabilidad laboral reforzada, debido a que esta medida no ampara de manera eficaz el derecho al trabajo.

¿Cómo se podría despedir con justa causa un empleado que se encuentra bajo estabilidad laboral reforzada?

La única situación en la que en un empleador podría despedir a un empleado que se encuentre acogido a la estabilidad laboral reforzada, es  bajo autorización del Ministerio de Trabajo,  lo cual no es un proceso sencillo, se debe demostrar que el despido no se realizará por una causa derivada de la limitación que tiene el empleado.

Cargos a los que no se aplica la estabilidad laboral reforzada

Existen algunos cargos dentro de una empresa que no se encuentran cubiertos por el principio de estabilidad laboral reforzada, en virtud de las disposiciones realizadas en los artículos 198 y 440 del código de comercio, donde se encuentra regulado el nombramiento y remoción de los administradores de las sociedades comerciales.

Los artículos citados fueron demandados ante la corte constitucional, en donde se declaró la exequibilidad de las normas, en las secciones subrayadas, a causa de esto, el principio de estabilidad laboral reforzada no aplica para administradores, gerentes o representantes legales.

Deja un comentario