Preparación de estados financieros cuando no se puede aplicar la hipótesis de negocio en marcha

  • Compartir
  • Modo noche
  • Modo nocturno

La hipótesis de negocio en marcha es uno de los supuestos básicos descritos en la NIC 1 presentación de estados financieros, donde se indica que todas las entidades tienen que preparar los estados financieros sobre la base de empresa en funcionamiento, a menos que la dirección tenga la intención de liquidar la entidad o de cesar su actividad o no tenga otra alternativa realista que hacerlo.

El problema es que la NIC 1 no indica cómo preparar los estados financieros cuando la hipótesis de negocio en marcha no es aplicable, no se describe qué hay que hacer, cómo hay que aplicar las NIIF en este caso y qué políticas hay que adoptar cuando no se trata de una empresa en funcionamiento, esto significa que se deben aplicar las NIIF según el criterio propio.

Alternativa: Base contable de acumulación (devengo)

Si se aplica la base contable de acumulación, el objetivo de los estados financieros no es evaluar el rendimiento financiero de una entidad como empresa en funcionamiento, en este caso, hay que evaluar.

  • Si la empresa tiene suficientes activos para cubrir sus pasivos.
  • Si después de liquidar todos los pasivos, quedará algún excedente o algo para distribuir a los accionistas.

Sin embargo, los estados financieros “el estado de la situación financiera y el estado del resultado” seguirán teniendo casi el mismo aspecto, no hay ningún formato especial ni nada parecido, se trata más bien de la forma de ver los activos y pasivos individuales, de valorarlos y presentarlos.

Consideraciones que se deben tener en cuenta

Cuando no se cumpla con la hipótesis de negocio en marcha, será necesario tener en cuenta lo siguiente:

Cumplir con las NIIF

En primer lugar, es necesario cumplir con los requisitos de todas las demás normas NIIF, incluso si no se trata de una empresa en funcionamiento, por lo tanto, no aplicar la hipótesis de negocio en marcha no es una excusa para apartarse de las NIIF.

Distinción entre corriente y no corriente

Muchas personas creen que deben presentar automáticamente todos los activos y pasivos como corrientes si no son una empresa en funcionamiento, pero esto no es cierto, por lo tanto, si se clasificaron los activos como no corrientes según la NIC 1, entonces son no corrientes.

Pueden convertirse en corrientes si cumplen los criterios de la NIIF 5 Activos no corrientes mantenidos para la venta y actividades interrumpidas, por ende, si se tiene previsto vender activos y se han comenzado a ofrecerl activamente en el mercado, entonces sí, se mantiene para la venta, ya que cumple los criterios de la NIIF 5, esto puede ser cierto solo para una parte de sus activos.

Por ejemplo, si la empresa dejó de producir y comercializar, y ahora comenzó a ofrecer sus máquinas para la venta, entonces deberá clasificarlas como actuales, ya que cumplen los criterios de la NIIF 5, pero, si no se hizo lo mismo con otros activos, como vehículos, ordenadores, etc., entonces se deben mantenerlos como activos a largo plazo.

Realizar la prueba de deterioro

La liquidación, el cese de la actividad comercial o de la producción y, al fin y al cabo, el hecho de que no se trate de una empresa en funcionamiento son indicadores de deterioro porque ya no se van a utilizar los activos para generar beneficios económicos futuros y, por lo tanto, el importe recuperable puede caer por debajo de su valor contable.

La NIC 36 exige que se realice la prueba de deterioro del valor de los activos tangibles cuando haya indicios de deterioro, no significa necesariamente que vaya a producirse el deterioro, porque el valor razonable de los activos puede seguir siendo superior al valor contable, pero está en riesgo y se debe realizar la prueba.

Valoración de las existencias

Un caso a considerar es lo establecido dentro de la NIC 2, donde se indica que se deben contabilizar las existencias al menor de los valores de costo y de realización, cuando se decida cerrar el negocio, entonces el valor neto realizable de las existencias podría bajar considerablemente, ya que probablemente se venderá todo lo que tiene en el almacén.

Preparación de estados financieros cuando no se puede aplicar la hipótesis de negocio en marcha 2 🔗 Artículo recomendado

Cómo calcular el valor residual

Contratos onerosos

Puede ocurrir que algunos contratos se vuelvan onerosos como consecuencia de la decisión de cesar la actividad o cerrar el negocio, por ejemplo, es posible que se tenga que pagar elevadas penalizaciones por la finalización anticipada de los contratos de alquiler, por lo tanto, tal vez se tenga que hacer una provisión de acuerdo con la NIC 37.

Subvenciones públicas

Las subvenciones públicas pueden ser reembolsables si no se trata de una empresa en funcionamiento.

Indicar claramente

Por último, hay que indicar muy claramente que los estados financieros no se elaboran bajo la hipótesis de negocio en marcha, exactamente dentro de las notas.

Deja un comentario