0

Al final de cada periodo contable, se deben realizar los asientos contables de cierre con el fin de que las cuentas de resultado queden saldadas para el siguiente periodo que inicia, proceso que consiste en calcular la ganancia o pérdidas y llevar el resultado a la respectiva cuenta de patrimonio.

Como bien se sabe, las empresas deben considerar su ciclo contable desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de cada año, en este lapso de tiempo, las cuentas de resultado tendrán movimientos créditos y débitos, como parte de las operaciones diarias de la empresa, pero al finalizar el ciclo, las cuentas de resultado deben quedar en cero.

¿Cómo se efectúa la cancelación de las cuentas de resultado?

El proceso es muy simple, puesto que tan solo es necesario realizar la operación de debitar las cuentas de ingresos y, acreditar las cuentas de gastos y costos contra la cuenta 5905, de este modo el valor de todas las partidas de los grupos 3, 4 y 5 quedarán en cero.

Por ejemplo, al tener un saldo crédito de las cuentas de ingresos por valor de $5.000.000 y un saldo débito de $2.700.000 en las cuentas de gastos, se deberán invertir dichos valores y el resultado deberá ir a la cuenta 5905 ganancias y pérdidas, que es este caso sería $2.300.000 en el crédito, valor que a su vez debe ser llevado contra la cuenta del patrimonio 3605, de este modo las cuentas de resultados quedan listas para el nuevo ciclo.

Changed status to publish