0

La libertad condicional es un mecanismo que reemplaza la pena privativa de la libertad, se le brinda a un recluso que además de tener una buena conducta, cumple con otros requisitos, los cuales son:

  • Que haya cumplido las tres cuartas partes de la pena que le fue impuesta.
  • Que se encuentre calificado en tercer grado.
  • Que la buena conducta sea notoria.

Es necesario que tengamos en cuenta que no siempre cumplir estos requisitos garantiza la obtención de la libertad condicional, puesto que, si el aspirante no ha satisfecho la responsabilidad civil derivada del delito, no podrá obtener el beneficio.

Aceptación de la libertad condicional y obligaciones

El penado deberá emitir su solicitud ante un juez que evaluará la situación para determinar si se cumplen con las condiciones necesarias, al ser aceptado, el beneficiario de la libertad condicional tiene la obligación de:

  • Informar cuando cambie de residencia.
  • No tener ningún altercado social.
  • Reparar los daños causados, a no ser que demuestre que no tiene la capacidad económica para hacerlo.
  • Presentarse siempre que sea requerido por la autoridad.
  • No salir del país sin informar.

Cuando el condenado viole alguna de las anteriores obligaciones o no se presente en los siguientes noventa días contados a partir de la ejecutoria de la sentencia, ante la autoridad que lo solicite, su beneficio de libertad condicional podrá ser revocado.

Otros casos especiales en los que se puede obtener la libertad condicional

Existen dos casos excepcionales en los cuales se podrá solicitar la libertad condicional:

  • Cuando sea condenado por primera vez a prisión y esta pena no sea superior a 3 años.
  • Cuando la condenada esté cumplida en un 50%.
Changed status to publish