0

En la contabilidad y finanzas existen situaciones presentes o pasadas que pueden dar lugar a posibles obligaciones futuras, las cuales deberían ser cumplidas por la empresa, a estas obligaciones se les conoce como pasivos contingentes, un ejemplo de estos pasivos pueden ser las demandas laborales a las que se expone el empleador.

Ante estas situaciones según estudios o análisis que realice la empresa podrá determinar una probabilidad mayor o menor de su responsabilidad y, de esta manera, se podría crear una provisión con base a los resultados obtenidos, esta provisión sería el pasivo contingente, aunque es necesario resaltar que esta operación no debe ser tomada a ligera pues existen normas que tratan sobre el tema.

Pasivos contingentes en las NIIF

Según las NIIF, un pasivo contingente es una obligación posible, surgida a raíz de sucesos pasados o una obligación posible, y cuya existencia ha de ser confirmada solo por la ocurrencia o la falta de ocurrencia de uno o más hechos futuros sucesos inciertos que no están enteramente bajo el control de la entidad.

También se considera un pasivo contingente a una obligación presente, surgida a raíz de sucesos pasados, que no se ha reconocido contablemente, a razón de que:

  • No es probable que para satisfacerla se vaya a requerir una salida de recursos que incorporen beneficios económicos.
  • El importe de la obligación no pueda ser medido con la suficiente fiabilidad.

Estas consideraciones se encuentran dentro de la NIC 37, en donde además se incluyen otros aspectos importantes como, por ejemplo, una empresa no debe reconocer un pasivo contingente, pero si podrá ser informado en las notas de contabilidad bajo los lineamientos de la misma norma.

La norma expresa que para lo anterior existe una excepción en el caso de que la posibilidad de tener una salida de recursos, que incorporen beneficios económicos, se considere remota.

Changed status to publish