0

Es común que las empresas no descuenten todas las retenciones de IVA en las declaraciones correspondientes, esto a menudo sucede porque la empresa no solicita los certificados de retención de manera oportuna y, por ende, debe realizar la declaración teniendo en cuenta su propia contabilidad, la cual en ocasiones puede no estar actualizada o simplemente no se registraron tales retenciones.

Al recibir el certificado de retenciones de IVA, la empresa puede observar que le fueron practicadas retenciones que no descontó oportunamente dentro de su respectiva declaración de IVA, cabe resaltar que este es un error que no debería suceder, pero tampoco se considera grave hasta este punto.

En este sentido, es necesario referirse a lo que dice el artículo 484-1 del Estatuto Tributario:

Los contribuyentes podrán llevar el monto del impuesto que les hubiere sido retenido, como menor valor del saldo a pagar o mayor valor del saldo a favor, en la declaración del período durante el cual se efectuó la retención, o en la correspondiente a cualquiera de los dos períodos fiscales inmediatamente siguientes.

Como se puede observar, la normatividad contempla la posibilidad de descontar los montos retenidos hasta los dos periodos siguientes, es decir, si el contribuyente declara bimestralmente, las retenciones se pueden descontar en los dos bimestres siguientes.

Changed status to publish