Indicadores de liquidez: Fórmulas e interpretación

  • Modo nocturno

Incluso si una empresa está generando buenas utilidades, debe prestar la máxima atención a sus niveles de efectivo, es decir, a los saldos de sus cuentas bancarias y a los saldos en las cajas, pues se podría presentar una situación de iliquidez, con el fin de evidenciar esta problemática se usan los indicadores de liquidez.

Una empresa que no tiene los medios financieros para pagar sus facturas a medida que van surgiendo es una empresa que sin duda tendrá que hacer frente a una grave crisis de liquidez y enfrentarse a graves problemas en su funcionamiento.

Indicadores de liquidez

Las razones o indicadores de liquidez permiten ver  la capacidad financiera que tiene la empresa para hacer frente a las cuentas por pagar a corto plazo,  de manera que puede ser necesario que convierta sus activos corrientes en efectivo para cumplir con las mismas.

Razón corriente

Este indicador de liquidez se usa para identificar cuantos activos se poseen para respaldar el total de las deudas que sean a corto plazo, la fórmula de este indicador es la siguiente:

Razón corriente = Activo corriente / Pasivo corrientes.

Un resultado elevado indica que se tienen una cantidad considerable de activos para responder a sus obligaciones, el resultado óptimo es de 1.5.

Prueba ácida

En este caso se excluyen los inventarios del activo, determinando así, la cantidad de activos de fácil conversión que se tienen para hacer frente a las obligaciones de corto plazo, se calcula por medio de la siguiente fórmula:

Prueba ácida = Activo corriente – inventarios / pasivo corriente.

Indicadores de liquidez: Fórmulas e interpretación 1 🔗 Artículo relacionado

Conozca más sobre la prueba ácida

Capital de trabajo

Estos indicadores de liquidez determinan la cantidad de activos que le quedan a la empresa luego de pagar todas sus obligaciones a corto plazo, es uno de los indicadores de liquidez más importantes dentro del análisis financiero, se determina mediante la siguiente fórmula:

Capital de trabajo = Activo Corriente – Pasivo Corriente.

Rotación de inventarios

La rotación de inventarios es el número de meses que duran los inventarios en la empresa antes de ser vendidos, a medida que el resultado sea más alto, será un mal indicio para el ciclo de efectivo y por ende para la liquidez de la empresa, la rotación de inventarios se calcula de la siguiente manera:

Rotación de inventarios = Costo de mercancías vendidas / promedio de inventarios.

Rotación de cuentas por cobrar

En este caso se busca determinar el número de días que tardan las cuentas por cobrar en hacerse efectivo, esto dependerá de las políticas de cobro que tenga la empresa, el resultado óptimo será un valor que se relacione directamente con la rotación de proveedores, pero que nunca sea superior a este, se calcula por medio de la siguiente fórmula:

Rotación de cuentas por cobrar = Ventas a crédito / promedio de cuentas por cobrar

El ciclo de efectivo operacional y los indicadores de liquidez

Para comprender lo que son los indicadores de liquidez es fundamental entender cómo funciona el ciclo de efectivo de la empresa, es decir, cómo fluye el dinero dentro de la empresa, de dónde surge y cómo se gasta.

En primer lugar, se debe analizar el  ciclo operativo del flujo de caja de una empresa  de la siguiente manera: Las entradas de efectivo de las operaciones se deben a las ventas o la prestación de servicios de la compañía, que se convierten en efectivo, una gran parte de las ventas no se recibe inmediatamente, por lo que su valor se considera inicialmente como “cuentas por cobrar“, que no es más que el saldo del valor que los clientes deben a la empresa, y que más adelante se convertirá en efectivo.

flujo de efectivo

Los instrumentos de gestión que influyen directamente en los niveles de efectivo y por ende en la liquidez son la política de pagos a los proveedores y la eficacia de sus cobros, también se debe tener en cuenta los inventarios, sin inventarios de materias primas y bienes, las empresas no tienen liquidez, por lo tanto, la gestión de los niveles de inventario de la empresa es una de las tareas más críticas que las empresas tienen que realizar de manera efectiva para optimizar su liquidez.

Cuanto más tiempo se tarda en convertir los inventarios en efectivo, mayor es el esfuerzo de flujo de caja de la empresa, que tiene que seguir funcionando incluso cuando sus productos no se venden, dentro de todo este proceso se debe hacer uso de los indicadores de liquidez.

Las siguientes son las actividades que le pueden brindar liquidez a la empresa o también pueden generar salidas de dinero, dentro del ciclo de efectivo:

Intereses, impuestos y dividendos

El flujo de efectivo generado por la actividad operativa de la empresa también tiene que hacer frente al pago de intereses, impuestos y posibles distribuciones de beneficios a los accionistas (dividendos).

Las actividades de financiación

Además de la utilización de entidades ajenas a la empresa como fuente de financiación,  los socios pueden realizar aportes de capital.  Aportar dinero a la empresa es una de las formas más comunes de financiación empresarial y una señal de la mayor confianza que los miembros tienen en el futuro de la organización.

Indicadores de liquidez: Fórmulas e interpretación 2 🔗 Artículo de interés

¿Qué son los activos fijos?

Actividades de inversión

Además de las actividades operacionales, la empresa tiene que gestionar sus decisiones de inversión, para poder seguir operando en el futuro, necesita renovar y ampliar sus activos.

Por lo tanto, hacer nuevas inversiones en activos fijos, es una decisión importante que debe adoptarse en la planificación a largo plazo de la organización, ya que representa una de las principales salidas de efectivo, al tiempo que es fundamental para el futuro de la organización.

Deja un comentario