Los principales indicadores financieros y como interpretarlos

  • Modo nocturno

Los indicadores financieros de las empresas son métricas que proporcionan información para ayudar a analizar el rendimiento de la organización, se derivan de los datos obtenidos de la contabilidad de las mismas y son fundamentales para la toma de decisiones.

Los indicadores financieros hacen parte del análisis financiero y también se conocen como razones financieras, por ende, son indispensables en el proceso de gestión empresarial.

Beneficios de usar los indicadores financieros

Los indicadores financieros son indispensables para darle un rumbo a la empresa, las ventajas de trabajar con indicadores financieros son numerosas, pero destacamos son cuatro las que sobresalen:

  • Desarrolla una actitud preventiva en relación con los cambios que se deben implementar, reduciendo los riesgos.
  • Mejor dirección para alcanzar los objetivos y definir las estrategias de la empresa.
  • Rutina de mejora continua, con resultados positivos y diferencial competitivo.
  • Permite un conocimiento previo de la situación financiera actual del negocio.

La utilización de indicadores financieros para las empresas, en definitiva, amplía el campo de visión sobre el negocio, lo que permite al gerente tener actitudes más precisas, la importancia de utilizar estos indicadores depende de una evaluación de la planificación estratégica del negocio.

Tipos de indicadores financieros

Los indicadores financieros de las empresas pueden separarse en cuatro categorías:

Indicadores de liquidez

Su finalidad es evaluar la  capacidad de cumplir con las obligaciones a corto plazo,  es decir, mide la capacidad que tiene la empresa para hacer frente a sus obligaciones que se vencen en un plazo menor a un año.

Si el resultado del indicador es elevado, quiere decir que la empresa tiene una mejor “liquidez”, por ende, podrá cubrir sus obligaciones con facilidad.

Dentro de los indicadores de liquidez se encuentran:

  • Capital de trabajo: Mide la capacidad que tiene la empresa para hacer frente a sus obligaciones a corto plazo con el activo corriente, se determina restando el activo corriente y el pasivo corriente.
  • Prueba ácida: Al igual que el capital de trabajo mide la capacidad de cumplir con las obligaciones a corto plazo, solo que sin tener en cuenta los inventarios dentro del activo corriente.
  • Índice de solvencia: En este caso se determina la solvencia de la empresa, para ello se divide el activo corriente dentro del pasivo corriente.
  • Rotación de inventarios: Este indicador revela la cantidad de días que le lleva a la empresa vender sus inventarios, la manera de calcularse es dividir el costo de la mercancía vendida entre el promedio de inventarios.
  • Rotación de cartera: También conocida como rotación de cuentas por cobrar, determina el número de días que le toma a la empresa convertir la cartera en efectivo, para determinar este indicador se deben dividir las ventas a crédito dentro del promedio de cuentas por cobrar.
  • Rotación de cuentas por pagar: En este caso se calculan los días que tarda la empresa en pagar sus obligaciones dentro de un periodo, para determinar este indicador se dividen las compras a crédito en el promedio de cuentas por pagar.

Indicadores de endeudamiento

Tienen como fin evaluar el nivel de deuda a largo plazo utilizado para generar beneficios, o dicho de otra manera, revela qué tanto endeudamiento tiene la empresa, para esto se utilizan los siguientes indicadores:

  • Razón de endeudamiento: Determina que tantos activos son financiados por fuente de terceros, de manera que esta situación se puede presentar por parte de terceros como socios u otros terceros, se calcula el total del pasivo entre el activo total.
  • Razón pasivo capital: Este indicador señala la proporción de activos que se encuentran financiados por los socios y la proporción financiada por otros terceros, se calcula dividiendo el pasivo no corriente entre el capital.

Indicadores de rentabilidad

La finalidad de estos indicadores es medir la rentabilidad de la empresa en un determinado periodo, de manera que se determinan las utilidades teniendo en cuenta diversos factores dentro de la empresa, los indicadores usados son:

  • Margen bruto de utilidad: En este caso simplemente se evidencia la utilidad de la empresa en porcentaje, se obtiene al restar el costo de ventas a las ventas y luego dividir el resultado en las mismas ventas.
  • Margen de utilidades operacionales: Se busca determinar la utilidad que deja cada venta para ello se debe restar el gasto financiero, al margen bruto de utilidad.
  • Rotación de los activos: Determinar qué tan eficiente es la empresa en la utilización de sus activos, se calcula dividiendo las ventas totales entre activos totales, entre más alto sea su valor mejor será la eficiencia de la empresa en la relación con sus activos.
  • Rendimiento de la inversión: Este indicador evidencia la rentabilidad de los activos con base a la utilidad neta después de impuestos.
  • Rendimiento de capital común: En este caso se determina la rentabilidad obtenida por el capital de la empresa, para esto se debe llevar a cabo la siguiente operación (Utilidades netas después de impuestos – Dividendos preferentes) ÷ Capital contable – Capital preferente.
  • Utilidad por acción: Este indicador determina la utilidad que deja cada acción que tiene la empresa, su cálculo se determina dividiendo la utilidad para acciones ordinarias dentro del número de acciones.

Indicadores de cobertura

En estos indicadores financieros se determina la capacidad que tiene la empresa para cancelar los cargos fijos que resultan de las deudas contraídas por la empresa, los indicadores que se encuentran dentro de esta sección son:

  • Cobertura total del pasivo: El objetivo de este indicador es reflejar la capacidad que tiene la empresa para cancelar tanto los intereses como el capital de las obligaciones financieras, se determina realizando la operación de ganancias antes de intereses e impuestos / Intereses más abonos al pasivo principal.
  • Indicador de cobertura total: En este caso se determina la capacidad para asumir los gastos financieros que tiene la empresa con respecto a sus obligaciones se calcula bajo la siguiente operación Utilidades antes de pagos de arrendamientos, intereses e impuestos / Intereses + abonos al pasivo principal + pago de arrendamientos.

Deja un comentario