Deducción máxima de la depreciación en el impuesto de renta

  • Compartir
  • Modo noche
  • Modo nocturno

La depreciación es un concepto que puede ser incluido dentro de la declaración de renta como una deducción siempre que se cumplan los requisitos establecidos por la norma tributaria, además, es necesario tener en cuenta los límites máximos que se disponen para no incurrir en errores.

Requisitos para que se pueda deducir la depreciación

Dentro del artículo 128 del Estatuto Tributario se mencionan los que serían los requisitos para poder descontar la depreciación dentro de la declaración de renta:

  • Estar obligado a llevar contabilidad.
  • La depreciación debe provenir de un activo que genere renta en el mismo periodo gravable que se toma la deducción.
  • La depreciación debe regirse por las normas tributarias.

Si no se cumplen estos requisitos, el contribuyente no podrá deducir la depreciación dentro de la declaración de renta.

Deducción máxima de la depreciación en el impuesto de renta 1 🔗 Artículo recomendado

Depreciación contable

Límite de depreciación permitida y activos que se pueden depreciar

Dentro del artículo 137 del Estatuto Tributario, se establece que la depreciación a incluir dentro de la declaración de renta será la que resulte de aplicar la técnica contable sin que este resultado supere el límite establecido por el Gobierno.

El parágrafo 1 de la ley en mención establece que las tasas límite o máximas se encontrarán entre el 2.22% y el 33%, pero como el Gobierno no se ha pronunciado al respecto, por ende, se deberá tener en cuenta la tabla que se encuentra incluida dentro de este mismo artículo.

En otras palabras, como bien se sabe la entidad deberá determinar el método y la vida útil para depreciar sus activos, el resultado que obtenga aunque puede ser aceptado contablemente, en materia tributaria en ningún caso podrá ser superior a los siguientes montos:

Conceptos de bienes a depreciar Tasa de depreciación fiscal anual
Construcciones y edificaciones 2,22 %
Acueducto, planta y redes 2,50 %
Vías de comunicación 2,50 %
Flota y equipo aéreo 3,33 %
Flota y equipo férreo 5,00 %
Flota y equipo fluvial 6,67 %
Armamento y equipo de vigilancia 10,00 %
Equipo eléctrico 10,00 %
Flota y equipo de transporte terrestre 10,00 %
Maquinaria y equipos 10,00 %
Muebles y enseres 10,00 %
Equipo médico científico 12,50 %
Envases, empaques y herramientas 20,00 %
Equipo de computación 20,00 %
Redes de procesamiento de datos 20,00 %
Equipo de comunicación 20,00 %

El artículo 137 E.T., también menciona que será necesario contar con los soportes que validen la vida útil asignada a un activo, estos soportes pueden ser estudios técnicos, manuales, informes, etc.

Cabe resaltar que, como vida útil se entiende el periodo que el activo brindará beneficios económicos futuros al contribuyente.

¿Cuáles son los métodos de depreciación permitidos?

Como ya se indicó, la norma dispone que la depreciación se deberá determinar bajo la técnica contable o la norma contable vigente que sería lo mismo, para este caso las NIIF.

Básicamente en las NIIF existen 3 métodos de depreciación regulados en el párrafo 62 de la NIC 16, los cuales son: Método lineal, método de depreciación decreciente y el método de las unidades de producción.

Arturo Quiroga

Contador público de la Universidad Cooperativa de Colombia, especialista en gerencia y administración financiera y, magíster en dirección y gestión tributaria, con más de 10 años de experiencia trabajando como asesor en áreas administrativas, contables y tributarias del sector privado.

.

Deja un comentario