Margen de contribución explicado con ejemplos

  • Modo nocturno

El concepto de margen de contribución puede entenderse fácilmente si se definen sus componentes de manera separada:

Margen: Representa la diferencia entre el valor de venta de un producto con respecto a los costos y gastos relacionados con la producción y comercialización del mismo producto.

Contribución: Es cuánto contribuye la ganancia por producto al pago de los gastos y costos fijos de la empresa, es decir, los costos de producción que son indispensables para el funcionamiento de la empresa.

Por lo tanto, el margen de contribución  es el porcentaje de participación en las utilidades de cada producto para el pago de otros gastos,  con el objetivo de cubrir totalmente estos gastos para que siga generando beneficios para la empresa.

¿Por qué calcular el margen de contribución?

Como se ha mencionado anteriormente, el margen de contribución es un indicador clave para analizar la situación financiera de la empresa, sin esta información, no se tendrá una imagen real de la salud de financiera.

También esta información permite tomar decisiones sobre el precio de venta de un producto y realizar una proyección de ventas para lograr los resultados esperados.

Cualquier decisión durante la administración de un negocio debe ser tomada en base a indicadores precisos y fiables, el margen de contribución es un indicador importante para apoyar muchas decisiones, como la retirada de un producto que no es rentable.

Diferencia entre el margen de contribución y de utilidad

Aunque están directamente relacionados, uno con el otro, la utilidad y el margen de contribución son conceptos e información diferentes, el margen de contribución, como se explicó, es el indicador que determinar qué porcentaje del volumen de ingresos tiene la empresa, para el pago de gastos y costos fijos.

Por otro lado, la utilidad es el resultado que queda después de pagar todos los gastos y costos de la operación, siempre y cuando sea un valor positivo.

La contribución es la cantidad que queda luego del pago de los costos y gastos variables, que son usados para la producción y comercialización del producto, como las materias primas y los impuestos, en otras palabras, la utilidad bruta es también el margen de contribución.

Pero la utilidad neta, es el dinero restante después de todos los pagos.

Diferencia entre los costos y los gastos

Cuando se habla de gastos y costos fijos o variables, puede parecer confuso puesto que los dos conceptos parecen muy similares, pero cuando se busca calcular el margen de contribución es indispensable saber diferenciarlos:

  • Por un lado, el costo comprende todo el dinero que se debe invertir de manera directa en la actividad principal de la empresa, para la producción de un bien, por ejemplo, las materias primas, el salario del personal de producción, la maquinaria, entre otros.
  • El gasto, por otra parte, es el dinero que sale de la empresa y no puede ser directamente vinculado al producto o servicio ofrecido, por ejemplo, los gastos en sueldos del personal administrativo, las inversiones en publicidad, la adquisición de material de oficina, entre otros.

El gasto incluye los gastos con actividades intermedias, que no afectan a la actividad final del negocio, si se reduce un gasto, no tendrá ningún impacto en la capacidad de producción o en el volumen de los productos entregados, pero se puede generar una falencia en el volumen de ventas.

Margen de contribución explicado con ejemplos 2 🔗 Artículo recomendado

Clasificación de los costos

Tipos de costos para determinar el margen de contribución

El siguiente punto a considerar, es la clasificación de los costos también conocida como tipos de costos, con el fin de poder interpretar el resultado del margen de contribución:

Costos directos

El costo directo es el que puede relacionarse fácilmente con un producto o servicio, es un valor incluido directamente en el cálculo del precio final del producto, y puede ser medido objetivamente, un ejemplo de costo directo es el costo de las materias primas para producir un producto.

Costos indirectos

Los costos indirectos, son lo que no se pueden relacionar claramente con el producto o la actividad final de la empresa, por ejemplo, la energía, el agua, la limpieza, los arrendamientos de bodegas, entre otros, estos son costos importantes para el funcionamiento de la empresa, pero no pueden ser fácilmente relacionados con el producto en sí.

Costos fijos

Los costos fijos corresponden a los costos en que se incurrirán independientemente del volumen de producción o de ventas, un ejemplo es el costo de las rentas, también pueden incluirse algunos sueldos administrativos. Aunque la empresa no venda o produzca nada, estos costos siguen existiendo y deberán ser pagados.

Costos variables

A diferencia de lo anterior, los costos variables están relacionados con la producción o el volumen de ventas, este es el caso, por ejemplo, de los costos de las materias primas, los impuestos, las comisiones del personal de ventas, etc.

Si en un mes se vende una cantidad determinada de productos, será necesario comprar materiales para la producción, pagar los impuestos y fijar las comisiones de los vendedores, con un aumento proporcional al incremento de las ventas, por lo tanto, está directamente relacionado con la proyección de ventas, y es la única manera de asegurar y planificar este tipo de costos.

Fórmula para calcular el margen de contribución

Una vez se conozcan todos los conceptos de costos y gastos, se podrá usar la fórmula del margen de contribución:

fórmula margen de contribución
MC = Ventas – Costos variables

Ejemplo margen de contribución

En una empresa que se maneja un precio de venta de $10.000 y costos variables de $5.000 el margen de contribución es:

  • MC = 10.000 – 5.000 = 5.000

El margen de contribución de este ejemplo es de 5.000, lo que quiere decir que los cosos fijos no pueden superar los 5.000, para que la empresa pueda obtener utilidades netas.

¿Qué es un índice de margen de contribución (IMC)?

Si se planea obtener el margen de contribución en porcentaje se deberá dividir el valor del mismo sobre el precio de venta, lo cual también se conoce como el índice de margen de contribución, es este valor el que indica qué porcentaje de los ingresos está disponible para cubrir los costos fijos de una empresa.

En el ejemplo anterior, el IMC se debería calcular de la siguiente manera:

  • IMC = 5.000/1.000 = 50%

Esto significa que el 50% del volumen de ventas se destina al pago de gastos y costos fijos.

Deja un comentario