¿Para qué se debe elaborar el balance general?

  • Compartir
  • Modo noche
  • Modo nocturno

Un balance general es uno de los estados financieros que revela la situación financiera de la empresa, básicamente, enumera todos los activos, pasivos y el patrimonio poseído por la empresa hasta un periodo concreto.

La elaboración del balance general puede tener distintos propósitos, generalmente, se hace para cumplir con requisitos de ley, pero también tiene otros usos que son muy beneficiosos para las empresas, a continuación, se mencionan los principales propósitos que puede tener el balance general.

Evaluar los activos financieros globales que posee una empresa

Aunque la rentabilidad desempeña un papel fundamental a la hora de medir la eficiencia general de la empresa, el balance muestra el impacto material de la rentabilidad en la organización en general.

Enumera todos los activos, tanto a corto como a largo plazo, que posee la organización, es importante hacer un seguimiento de los activos globales porque un aumento de la rentabilidad no tendría sentido sin un aumento de los activos.

Por lo tanto, es importante conocer el Activo Neto que posee una empresa en un momento dado.

Como herramienta para los inversores

Los inversores estudian las organizaciones con gran detalle antes de decidir si invierten o no en la empresa.

Normalmente utilizan el balance como  herramienta para evaluar la situación financiera  general de la empresa, esto se debe a que el balance muestra el capital con el que cuenta la empresa.

Los inversores utilizan estos aspectos para evaluar el potencial general de rendimiento de su inversión y tomar una decisión en consecuencia.

Como herramienta para las empresas de gestión de créditos y riesgos

La determinación de la solvencia sigue siendo un motivo de preocupación para las organizaciones y sus directivos, la incertidumbre de que se les devuelva el dinero realmente disuade la confianza general que tienen estas personas a la hora de realizar transacciones comerciales.

Por ejemplo, los bancos y otras instituciones de crédito no tienen forma de evaluar la salud financiera de la empresa, salvo examinando sus estados financieros, especialmente el balance general.

Para llevar a cabo un análisis financiero

El análisis financiero es simplemente una comparación de las partidas que se presentan en el balance.

Disponer de una lista consolidada de activos, pasivos y capital puede ayudar a realizar el análisis financiero, el cual proporcionar una valiosa información sobre los aspectos en los que deben centrarse para mejorar la situación financiera.

Por ejemplo, el uso de indicadores de liquidez, puede determinar el mejor curso de acción a tomar, dependiendo de los resultados.

Obligación legal

Independientemente del tamaño o estatura, casi todas las empresas deben elaborar sus estados financieros al final de cada año fiscal, esto es para garantizar la máxima transparencia y minimizar los riesgos de cualquier actividad fraudulenta, algunas empresas se encuentran en la obligación de enviar una copia de sus estados financieros incluyendo el balance general a la Superitendencia de Sociedades.

Arturo Quiroga

Contador público de la Universidad Cooperativa de Colombia, especialista en gerencia y administración financiera y, magíster en dirección y gestión tributaria, con más de 10 años de experiencia trabajando como asesor en áreas administrativas, contables y tributarias del sector privado.

.

Deja un comentario