Aspectos generales de la planeación financiera empresarial

  • Compartir
  • Modo noche
  • Modo nocturno

La planeación financiera empresarial es una hoja de ruta que proyecta el futuro de la situación financiera de una empresa a partir de su realidad actual, es una guía creada a partir de herramientas administrativas y contables, consolidada en forma de documento.

Sin una planeación financiera el administrador no puede estimar el flujo de caja futuro, los márgenes de utilidad, el punto de equilibrio y otros indicadores esenciales.

Cuando se hace a partir de datos fiables, la planificación financiera sirve de base para tomar decisiones estratégicas sobre el futuro de la empresa, sin embargo, antes de planificar, es necesario controlar.

¿Cuál es la importancia de la planeación financiera de las empresas?

La planeación financiera es lo que diferencia a una empresa que sabe hacia dónde quiere ir de otra que está abandonada a la suerte, las empresas nacen para satisfacer alguna demanda del mercado y, como resultado, generar utilidades a sus propietarios.

Sea cual sea la rama o el segmento de actividad, toda empresa necesitará recursos para funcionar, por lo tanto, el área de finanzas tiene un papel central en la sostenibilidad de la organización en el tiempo.

Para que el sistema funcione a la perfección, es necesaria la integración con otras áreas clave, se puede resumir que los principales pilares de una empresa en cuatro:

  • Finanzas
  • Recursos Humanos
  • Comercial
  • Producción

Estos cuatro pilares son elementos indispensables en la elaboración de un plan estratégico, dentro del cual debe estar la planeación financiera.

La planeación implica a toda la empresa

Directa o indirectamente, cualquier problema que se produzca en el área comercial, de recursos humanos u operativa repercutirá en el área financiera, a menudo, un problema operativo, como la mala gestión de los inventarios, solo se detecta cuando repercute en la tesorería.

Es importante recordar que mantener los productos en stock cuesta dinero, el costo de los productos en stock no se limita a las facturas del proveedor, lo mismo puede ocurrir con la zona comercial, un plazo medio de cobro, mucho más largo que el plazo medio de pago, por ejemplo, puede arruinar el flujo de caja.

La empresa puede vender mucho, pero si el ciclo financiero es largo, habrá falta de liquidez para los compromisos a corto plazo, si las facturas vencen y la tesorería es insuficiente, la solución es costosa, por ejemplo, créditos, anticipación de cobros u otras soluciones similares.

Es necesario establecer, por lo tanto, una planificación financiera adecuada, ya sea reduciendo el plazo de las cuentas por cobrar o aumentando el plazo de pago para que la empresa no corra el riesgo de quebrar, aunque tenga un alto volumen de negocios.

Aspectos generales de la planeación financiera empresarial 4 🔗 Artículo recomendado

Cómo trabajar el control presupuestario

¿Cuáles son los pasos para hacer una planificación financiera?

Seguir algunos pasos ayuda al administrador a crear una buena planeación financiera corporativa, el primer paso es establecer los objetivos y metas de la organización, en otras palabras, hacia dónde quiere ir, una empresa puede aspirar a mantener niveles estables de facturación y rentabilidad o a crecer a un determinado ritmo durante un periodo de tiempo.

Si la intención es expandirse y conquistar nuevos mercados, probablemente requerirá inversiones, que pueden ser con recursos propios o de terceros y si se habla de finanzas, el objetivo es estimar el comportamiento futuro del flujo financiero de la empresa.

Una vez definidos los objetivos y las metas, es necesario hacer una radiografía de la situación financiera actual, en esta fase se pueden utilizar diferentes indicadores financieros, como:

  • Margen de utilidad
  • Punto de equilibrio
  • Margen de contribución

Esta etapa es una de las más importantes, el diagnóstico revela si la organización ha sido bien gestionada, si tiene reservas de beneficios o condiciones para endeudarse, el crecimiento solo será sostenible si se hace de forma organizada.

Ahora bien, si el objetivo es mantener los niveles de ingresos y rentabilidad, es necesario vigilar de cerca los costos y los gastos, una vez hecho esto, el siguiente paso es la proyección del flujo de caja futuro, así como el seguimiento de los objetivos.

Errores que deben evitarse al hacer una planeación empresarial

Una planeación financiera corporativa mal hecha puede arruinar las finanzas de una empresa y llevarla a la quiebra, debe elaborarse a partir de datos fiables, considerando diferentes escenarios: optimista, realista y pesimista.

No integrar los sectores

Los sectores estratégicos de una empresa deben funcionar en sincronía, como un engranaje, el área de finanzas tiene que hablar con RRHH, con producción, con el sector de ventas, etc. Si RRHH no hace las contrataciones adecuadas o falla en la formación, el efecto se notará en las finanzas.

Si el departamento comercial no alcanza sus objetivos, el impacto se notará directamente en la tesorería, por lo tanto, a la hora de realizar una planeación financiera, el administrador debe integrar todos los sectores de la empresa.

Sobrestimar la facturación

El volumen de ventas es un indicador importante, incluso a la hora de contratar líneas de financiación, pero no hay que sobrestimar el volumen de facturación, hay otros elementos que deben considerarse en la planeación financiera de una empresa más allá de los ingresos totales por ventas.

La facturación de la empresa puede ser alta, pero ¿los beneficios son compatibles? Si se limita a considerar el volumen de negocio, la lectura del panorama financiero en su conjunto es superficial.

Planificar, pero no ejecutar

Muchos administradores tratan la planificación como algo muy abstracto y teórico, cuando debería ser práctica y factible, hacer una planeación financiera corporativa, pero no ejecutarla es desperdiciar recursos.

¿Cómo hacer una planeación financiera de la empresa?

Los siguientes son algunos pasos que se deben seguir para elaborar una planeación financiera:

1. Definir los objetivos

El primer paso, como se ha enseñado es definir los objetivos de la empresa, puede ser para aumentar las ventas, incrementar el margen de utilidad, reducir los costos fijos o abrir una sucursal.

2. Crear un plan de acción

Una vez definido el objetivo, el siguiente paso es crear un plan de acción para alcanzarlo.

El plan de acción, a su vez, se subdivide en objetivos, en este contexto, el plan de acción debe asignar objetivos a las diferentes partes de la empresa, a la hora de crearlos el administrador también debe estipular el reparto de tareas, fijando plazos y mecanismos de seguimiento.

3. Conocer todos los costos y gastos de la empresa

El control de todos los costos y gastos debe formar parte de la rutina diaria de toda empresa, ya sea pequeña, mediana o grande, los costos, que pueden ser fijos o variables, son los relacionados con la actividad principal del negocio, como las materias primas, el alquiler de la fábrica y las mercancías en stock.

4. Hacer presupuestos

Los presupuestos son técnicas financieras que estiman los ingresos y gastos de una organización en un determinado periodo de tiempo en el futuro, en general, cuanto más largo sea el periodo presupuestario, más difícil será la previsibilidad.

El presupuesto puede ser para compras, ventas, gastos, producción, inversiones o financiación, por lo tanto, forma parte de un buen plan financiero corporativo.

Deja un comentario