Procedimientos analíticos en auditoría: Definición y su importancia

  • Compartir
  • Modo noche
  • Modo nocturno

Durante un encargo de auditoría, los auditores necesitan recopilar pruebas de auditoría que sean suficientes y adecuadas, para ello deben aplicar diversos procedimientos de auditoría, pero independientemente de los procedimientos utilizados, es fundamental garantizar la calidad y la cantidad de las pruebas de auditoría obtenidas.

La obtención y evaluación de las pruebas es una de las partes más críticas de una auditoría, los auditores deben examinar la relación entre las pruebas obtenidas, la mayor parte de la información que reciben los auditores será de carácter financiero, sin embargo, también es crucial que se examinen los datos no financieros, una vez que se haga, tendrán que establecer vínculos entre toda la información. Para ello, deberán hacer uso de procedimientos analíticos.

¿Qué son los procedimientos analíticos en la auditoría?

El término procedimientos analíticos procede de la NIA 520, esta norma de auditoría se refiere principalmente a la forma en que los auditores pueden utilizar los procedimientos durante sus encargos, la NIA 520 define los procedimientos analíticos como:

Evaluaciones de la información financiera mediante el análisis de las relaciones estimables entre los datos financieros y no financieros y la investigación de las fluctuaciones identificadas, las relaciones coherentes o los importes que difieren de los valores esperados.

De acuerdo con la definición anterior, los procedimientos analíticos examinan varios aspectos, el primero de ellos incluye el examen de la información financiera y no financiera. Para los auditores, como ya se ha mencionado, es fundamental establecer una relación entre ambas, esto significa que necesitan identificar relaciones meritorias entre ellas, en caso de que no puedan hacerlo, los procedimientos analíticos también incluyen la investigación de cualquier anomalía.

El requisito de los procedimientos analíticos proviene de la NIA 315, que exige a los auditores realizar estos procedimientos como  procedimientos de evaluación de riesgos,  normalmente estos procedimientos incluyen la comparación de la información financiera de una empresa.

Los auditores pueden utilizar información histórica, resultados previstos o información del sector para estas comparaciones.

¿Cuál es la importancia de los procedimientos analíticos en la auditoría?

Los procedimientos analíticos en la auditoría son importantes por varias razones, en primer lugar, se trata de comparar información procedente de varias fuentes y establecer relaciones meritorias con ellas, del mismo modo, examina cualquier diferencia y requiere que los auditores la investiguen. Sin embargo, hay más detalles sobre cómo los procedimientos analíticos pueden ser cruciales en la investigación, algunos de ellos son los siguientes.

Evaluación del riesgo

Como se ha mencionado anteriormente, la NIA 315 exige a los auditores que utilicen procedimientos analíticos como parte de los procedimientos de evaluación de riesgos, constituye la revisión analítica preliminar que los auditores realizan para obtener una comprensión del cliente y su entorno. Durante esta fase, los auditores pueden utilizar procedimientos analíticos para evaluar el riesgo de error material del cliente, además, puede ayudarles a establecer la naturaleza, el momento y el alcance de su trabajo.

Los procedimientos analíticos utilizados en esta etapa deben tener en cuenta varios factores, en primer lugar, estos procedimientos deben tratar de mejorar la comprensión del auditor sobre el cliente y su negocio.

En segundo lugar, deben ayudar a identificar las áreas que pueden representar un riesgo en el contexto de la auditoría. Este proceso puede dar a los auditores una mejor comprensión del cliente y de cómo realizar sus funciones.

Pruebas sustantivas

Los auditores también pueden utilizar procedimientos analíticos como parte de las pruebas sustantivas que realizan, igualmente pueden incluir pruebas de detalle o una combinación de ambas. Normalmente, los auditores tienen que utilizar su juicio profesional para establecer qué procedimiento utilizar, deben basar su decisión en la eficiencia y eficacia esperadas de los procedimientos.

Los auditores deben considerar el nivel de garantía de las pruebas sustantivas pertinentes para el encargo, en algunas circunstancias o para determinadas afirmaciones, los procedimientos analíticos pueden proporcionar mejores resultados. Sin embargo, hay cuatro factores que pueden afectar a la eficacia de los procedimientos analíticos durante las pruebas de confirmación:

  • El primer factor es la naturaleza de la afirmación en cuestión, como se ha mencionado, los procedimientos analíticos pueden no ser eficaces para todas las afirmaciones.
  • El segundo factor es lo admisible y previsible de la relación para la información dada.
  • El tercero es la disponibilidad y fiabilidad de los datos utilizados por los auditores para elaborar las expectativas.
  • Por último, también implica la precisión o exactitud de la expectativa.

Revisión analítica

Al igual que la NIA 315, la NIA 520 también requiere que los auditores utilicen procedimientos analíticos, sin embargo, se refiere a después del trabajo de campo que realizan, esta norma trata de la utilización de procedimientos analíticos como una revisión general tras el final de la auditoría, su objetivo es evaluar si los estados financieros son coherentes con lo que el auditor entiende del cliente.

En este caso, los procedimientos analíticos no producirán pruebas sustantivas adicionales, en su lugar, pretende identificar cualquier discrepancia en el trabajo del auditor, durante este proceso si los auditores identifican alguna anomalía, tendrán que realizar una evaluación del riesgo, esta evaluación les ayudará a establecer más procedimientos de auditoría.

Deja un comentario