¿Qué es el punto de equilibrio?

  • Modo nocturno

El punto de equilibrio, se le conoce al punto en el que los ingresos y los costos son iguales y por esta razón la utilidad que tiene la empresa es cero, dicho de otra manera las ventas alcanzan para cubrir todos los costos y gastos que se presentan en el ciclo económico, pero no existe un beneficio.

Es a partir de este punto que los nuevos productos que se dispongan para la venta proporcionarán beneficios para el negocio, esto sucede siempre y cuando el margen de utilidad de cada uno de los productos sea positivo.

El punto de equilibrio es un indicador a simple vista fácil de calcular, y resultar de amplia utilidad para la toma de decisiones de una empresa y para el análisis financiero.

Gráficamente el punto de equilibrio se determina de la siguiente manera:

punto de equilibrio

Calcular el punto de equilibrio

Para facilitar la comprensión de cómo calcular el punto de equilibrio, comencemos con la fórmula que es la siguiente:

  • PE = CF / (PV – CV), lo que se traduce en:
  • Punto de equilibrio= costos fijos totales / Precio – los costos variables.

Por lo tanto, antes del punto de equilibrio, es necesario calcular el total de los costos fijos del periodo y los costos variables.

Costos fijos y variables

Cuando se calcula el costo del producto, hay que tener en cuenta que estos costos están compuestos por elementos fijos y variables:

Costos fijos:

Los costos fijos son aquellos costos que  están presentes independientemente del número de productos fabricados y vendidos, o de los servicios prestados.  No aumentan cuando aumenta el número producido de un determinado artículo, pero tampoco disminuyen en caso de que disminuya la producción.

Algunos de los ejemplos más comunes de gastos fijos son: el alquiler del local y el salario pagado.

Costos variables:

Los costos variables son los  relacionados con la producción o los servicios prestados,  estos son los costos que surgen de acuerdo a las ventas, están estrechamente relacionados con el número producido y crecen a medida que aumenta la producción.

Por lo tanto, el costo total de producción y venta abarca los costos fijos y los costos variables.

Ejemplo para calcular el punto de equilibrio

Una empresa tiene un costo fijo de $ 1.350.000, el precio de los artículos es de $ 900.000 y sus costos variables corresponden a $ 450.000

Según la fórmula para calcular el punto de equilibrio de esta empresa se debería realizar de la siguiente manera:

  • 900.000 – 450.000 = 450.000
  • 1.350.000 / 450.000 = 3 unidades

Lo anterior quiere decir que para la empresa el punto de equilibrio se encuentra al vender tres unidades.

Existe la forma de calcular el punto de equilibrio en pesos, para ello se debe hallar el margen de contribución, el cual se determina mediante la siguiente formula:

Margen de contribución= Precio de venta – costo variable / precio de venta

Para el ejercicio anterior el margen de contribución es:

  • 900.000 – 450.000 / 900.000 = 0.5 o 50%

Una vez se determine el margen de contribución ahora debemos dividir los costos fijos totales en el margen:

  • 1.350.000 / 0.5 = $ 2.700.000

Tipos de punto de equilibrio

Existen tres variaciones que se pueden presentar cuando se habla del punto de equilibrio: el contable, el financiero y el económico, aunque pueden parecer conceptos algo similares, cada uno de estos difieren en su cálculo.

Punto de equilibrio contable

Este es el más común y utilizado por las empresas. Con él, los costos fijos totales se dividen por el margen de contribución, teniendo así el valor necesario para igualar los costos y empezar a tener el beneficio que se desea obtener.

En este tipo nos enfocaremos, puesto que normalmente los otros dos, no son usados regularmente.

Financiero

Es muy similar al anterior, la diferencia es que excluye la cuenta de depreciación y otros gastos que la empresa no tiene necesariamente que desembolsar, pero que se contabilizan en una cuenta de pérdidas y ganancias, es decir, que se excluyen conceptos que pueden denominarse como contables.

Lo que importa aquí son sólo los gastos incurridos que se presentan de manera explícita, como los gastos de administración y los costos operacionales.

Económico

En este indicador hay que añadir el costo de oportunidad, que tiene en cuenta el margen de beneficio que alguien podría haber tenido si hubiera invertido en otro negocio o en un fondo de inversión, por ejemplo. Esta es la elección que alguien hace cuando elige un camino y deja de lado otro, que podría ser más rentable.

Por lo tanto, el negocio elegido debe generar un resultado igual o superior a lo que la empresa ha dejado de lado, y ahí es donde entra el punto de equilibrio económico, que, además de los costos fijos, considera el costo de oportunidad para indicar cuánto hay que facturar para equilibrar este factor y hacer que la opción sea ventajosa.

despido sin justa causa

🔗Artículo de interés
Despido sin justa causa

Conclusión

El punto de equilibrio muestra cuánto necesita vender la empresa, en unidades o en valores, para ser rentable. Por lo tanto, la conclusión más lógica y común es: cuanto más se vende, más beneficios, pero vale la pena recordar que a partir de ciertos volúmenes de ventas la empresa podrá empezar a obtener ganancias.

Por ende, es necesario evaluar la máxima capacidad de producción que tiene la empresa, porque, en algunos casos, para vender más es necesario realizar inversiones, como ampliar la estructura o contratar mano de obra, lo que acaba elevando los costos.

y para ello se debe tener presente el punto de optimización máximo posible con la estructura actual y cada vez que se necesite aumentar los costos fijos, se debe recalcular el punto de equilibrio.

Deja un comentario