Renta presuntiva: Cómo calcularla

La renta presuntiva, como su nombre lo indica, es un presunto ingreso que se debería obtener por la posesión de un patrimonio, así no se asemeje a la realidad dicho ingreso o simplemente no exista.

Todas las personas que presenten la declaración de renta, están en la obligación de calcular la renta presuntiva.

Se presume que todos los bienes que posea una persona, deberán generar una renta del 1,5%, según lo dispone la ley, por ejemplo, si al finalizar el año gravable 2019 una persona tuvo un patrimonio de $ 500.000.000, la renta presuntiva es $ 7.500.000, esta sería la manera de calcular la renta presuntiva a grandes rasgos.

Desde el año 2019 la renta presuntiva disminuyó, y lo seguirá haciendo de la siguiente manera:

  • En el año 2018 el porcentaje era de 3,5%.
  • En el año 2019 el porcentaje es de 1,5%.
  • Y desde el 2021 la renta presuntiva dejará de existir.

Calculo de la renta presuntiva

Para calcular la renta presuntiva, es necesario tomar el patrimonio líquido que el contribuyente tenía a diciembre 31 del año anterior.

Luego de tomar el patrimonio líquido, el artículo 189 del estatuto tributario dispone que se podrá disminuir la base teniendo en cuenta unas consideraciones especiales que solo se aplican para este caso.

Lo que se podrá deducir para depurar la base de la renta presuntiva es:
  • El valor patrimonial de las acciones que se posean en empresas del país.
  • El valor patrimonial de los bienes que sean vulnerados por circunstancias de fuerza mayor, pero estos eventos deberán ser demostrables, así como la disminución que pueden presentar para la renta líquida.
  • El valor patrimonial de los bienes que se encuentren enlazados a entidades en periodos de improductividad.
  • El valor de los bienes que se usen de manera exclusiva para la explotación de la minería, la explotación de hidrocarburos y gaseosos.
  • 8.000 UVTs que se consideren de la vivienda del declarante, si la misma se encuentra sobre ese valor deberá incluir el excedente.
  • 19.000 UVT en activos que posea el declarante usados para el sector agropecuario.
  • Los bienes usados por clubes y deportistas.

La ley permite descontar todos estos valores del patrimonio líquido para calcular la renta presuntiva, solo se debe tener precaución con la sección donde se habla de activos en periodos de improductividad, puesto que esto hace referencia a empresas que se encuentren en periodos de improductividad, más no que sean productivas y que tengan activos que no lo sean.

El contribuyente es quien decide si desea depurar o no la base gravable para calcular la renta presuntiva, puesto que en algunos casos puede resultar desfavorable para el valor que debe cancelar.

Lectura recomendada: Rentas exentas.

No obligados a calcular la renta presuntiva

De acuerdo con el artículo 191 del estatuto tributario, existen algunos contribuyentes que no deben realizar el procedimiento para calcular la renta presuntiva, estos son los no obligados a hacerlo:

  • Las empresas contempladas en el artículo 19 del E.T consideradas del régimen especial.
  • Entidades encargadas de prestar servicios públicos a los hogares.
  • Los fondos de inversión, de valores, comunes, de pensiones o de cesantías contemplados en los artículos 23-1 y 23-2 del estatuto tributario.
  • Las empresas que se dediquen al transporte público de pasajeros.
  • Las entidades que presten servicios públicos, y adicionalmente desarrollen actividades de generación de energía.
  • Las empresas oficiales que presten servicios de tratamiento de aguas residuales y de aseo.
  • Las sociedades en concordato.
  • Las sociedades que se encuentren dentro del periodo de liquidación, pero tan solo en los tres años iniciales.
  • Las entidades que se encuentren sometidas al control y vigilancia de la Superintendencia Bancaria, a las cuales se les decretó su liquidación o la toma de posesión, por las causales señaladas en los literales A o G del artículo 114 del E. orgánico del sistema financiero.
  • Los bancos de tierras de las entidades territoriales, que sean establecidos para la construcción de vivienda de interés social.
  • Los centros de eventos y convenciones, en las que las Cámaras de comercio sean participantes de manera mayoritaria y los constituidos como empresas industriales y comerciales del estado o sociedades de economía mixta en las cuales la participación de capital estatal sea mayor al 51%, pero si están correctamente autorizados por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.
  • Las sociedades anónimas de naturaleza pública, que tengan como objeto principal la adquisición, enajenación y administración de activos improductivos de su propiedad, o adquiridos de los establecimientos de crédito de la misma naturaleza.
  • A partir del 1o de enero de 2003 y por el término de vigencia de la exención, los activos vinculados a las actividades contempladas en los numerales 1o, 2o, 3o, 6o y 9o del artículo 207-2 de este Estatuto, en los términos que establezca el reglamento.
  • Las personas jurídicas que declaran por primera vez.
Las personas naturales si deben calcular la renta presuntiva, cuando declaran por primera vez.

Renta presuntiva en las personas naturales

Para las personas naturales la manera de interpretar la renta presuntiva cambia, puesto que con la incorporación del sistema cedular de la declaración de renta, el valor que se calcula como renta presuntiva, deberá ser comparado con la sumatoria de las cédulas.

En el caso de que la renta presuntiva sea superior a la sumatoria de las cédulas, el valor de la renta presuntiva deberá remplazar el valor de la cédula de rentas no laborales.

También le puede interesar leer: Sanción por extemporaneidad.

Renta presuntiva y renta ordinaria

Cuando se realiza una declaración de renta, al calcular la renta ordinaria y la renta presuntiva, lo siguiente es comprar los dos valores y elegir el más alto para tomarlo como la renta líquida gravable, según este procedimiento, el cálculo a pagar en la declaración de renta se efectuará por el valor más grande entre la renta presuntiva y la ordinaria.

¿Le gustaría recibir las novedades en su correo?

Deja un comentario