Sanción mínima tributaria

La sanción mínima es un valor que se fija anualmente, con el fin de establecer un monto del cual no puede ser inferior una sanción que se comete en el ámbito tributario.

Conforme al artículo 639 del estatuto tributario, la sanción mínima no puede ser inferior a 10 UVT, por ende, cualquier inconsistencia o incumplimiento que presente un contribuyente en sus declaraciones no podrá ser liquidada por debajo de este monto.

También le puede interesar leer: Sanción por extemporaneidad.

Sanción mínima para el año 2020

Una vez se fija el valor de la UVT para cada año, se pueden despejar muchas incógnitas, una de estas es la sanción mínima aplicable para el año, para el 2020, el UVT fue reglamentado por la Resolución 000084 del 28 de noviembre de 2019, en el cual se fijó el valor de $ 35.607.

La sanción mínima para el año 2020 es de $ 356.000.

Existen algunas excepciones en cuanto a la aplicabilidad de la sanción mínima, de lo cual se habla en el enciso dos del artículo 639 del E.T, en el que se hace referencia a inscripción o actualización en el RUT de manera tardía, los intereses de mora, la presentación extemporánea de las declaraciones recaudadas por las entidades financieras y las sanciones resultantes del monotributo.

En estos casos la sanción que se debe aplicar es la que resulte de la operación corriente.

La tarifa de la sanción mínima es aplicable para las sanciones que se liquiden en el año presente, así sean de años anteriores, esto quiere decir que, si liquida una sanción del año 2019 o anterior, se deberá tener en cuenta la sanción mínima del año presente “2020” si aplica esta tarifa.

Lectura recomendada: ¿Quiénes deben declarar renta en el año 2020?

Gradualidad de la sanción

Una duda muy frecuente surge cuando se aplica la gradualidad de las sanciones, este concepto hace referencia a la disminución de la sanción cuando el contribuyente no tiene antecedentes de reincidir en sanciones, la reducción puede ser hasta del 50%, pero no es aplicable a la sanción mínima, esto quiere decir que si un contribuyente debe cancelar $ 400.000 de sanción y se acoge a la gradualidad del 50% debería cancelar $ 200.000, pero este valor al estar por debajo de la sanción mínima, de esta manera se debe aproximar a los $ 356.000 para el año 2020.

Este monto mínimo se debe tener en cuenta por parte de todas las personas que realizan declaraciones de renta, pues el pagar una sanción por debajo de la mínima lo haría incurrir en una nueva sanción que al final resultaría en más gastos para el declarante.

¿Le gustaría recibir las novedades en su correo?

Deja un comentario